La vacunación en Olavarría y la extensa cola en el Centro Cultural Universitario

La fila de personas con turno –la mayoría jóvenes- superaba las tres cuadras. La logística, el trabajo y la emoción en el día con más turnos otorgados desde el inicio de la pandemia. 


El Centro Cultural Universitario se encuentra en San Martín 1955. Curiosamente, alguien con turno para vacunarse contra el COVID se encontraba a esa altura, pero en calle Belgrano. ¿Se equivocó? No, es que la gran cantidad de turnos otorgados para inocularse generó una masiva asistencia a uno de los cuatro vacunatorios de la ciudad.

 

 

Tres cuadras de cola, muchas expectativas y un ritmo sostenido. El trabajo de 17 personas en el vacunatorio es incesante, mientras que muchas personas entran y salen. Este lunes, por ejemplo, aplicaron primeras dosis de Sputnik V en el lugar. Así transcurre el día con mayor cantidad de turnos dados en Olavarría desde el inicio del plan de vacunación.

 

Sólo en el CCU, se otorgaron 1300 turnos para este lunes. La gran mayoría son personas menores de 40 años sin comorbilidades, sumado a la vacunación espontánea de los grupos de riesgo.

 

 

 

La mayoría tuvo alguna demora para vacunarse, pero forma parte de la anécdota: “es un rato más esperando, tengo muchas ganas de vacunarme y vale la pena esperar. Además me encontré con un montón de conocidos y eso me pone contento” dijo Nicolás, uno de los consultados por Central de Noticias.

 

 

En paralelo, la lluvia de acompañantes que desean sacar fotos a quienes se vacunan. No todos pueden ingresar –por una cuestión entendible de protocolos- pero se intenta organizar para que todos se vayan con su imagen. Los trabajadores del vacunatorio aportan lo suyo y, además de los conocimientos vinculados a la salud, también se especializaron en este tiempo de la fotografía.

 

Desde el vacunatorio estimaron que todo el día será así. “Se venían dando 500 turnos por día y hoy tenemos 1.300, va a ser un día movido” dijo entre risas Ramiro Borzi, titular de la Región Sanitaria IX, mientras recorría los centros junto a Norma Álvarez Morello, directora asociada del organismo.

 

 

Los trabajadores, además, colaboraron en las colas acercando agua y asistencia para aquellos que lo necesiten, desde una silla pasando por un control en la previa de la vacunación contra el COVID. O, mejor dicho, el inicio del final de esta pandemia que lleva 16 meses.