En la última semana se labraron 46 infracciones de tránsito

Los controles se realizaron en la ciudad y localidades. Nueve vehículos fueron retenidos. Un conductor que se negó al test de alcoholemia en Recalde fue considerado positivo.


En el marco del Programa de Seguridad Vial, se desarrollaron nuevos operativos de control vehicular, a cargo de personal de la Dirección de Acción y Control Urbano, que estuvieron destinados a generar mayor concientización.

 

Del 29 de junio al 5 de julio, se labraron 46 actas por distintas infracciones a la Ley de Tránsito y se retuvieron 9 vehículos: 7 motos y 2 automóviles y camionetas. Además, también se retuvo una licencia de conducir.

 

El informe se completó con los datos de controles de alcoholemia y en este sentido, en la localidad de Recalde, el día 28 de junio al mediodía, el conductor de una moto Mondial se negó a realizarse el test, por lo cual el caso fue considerado como positivo, tal como lo establece las reglamentaciones vigentes.

 

 

La ley vigente establece como límite permitido para conducir: para vehículos particulares: 0,5 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre), para motos: 0,2 g/l (acompañante 0.5 g/l) y para transportes públicos y de carga: 0 g/l

 

Se recordó que “este tipo de operativos de control vehicular, tienen por finalidad concientizar a los conductores sobre los riesgos que conlleva el alcohol en la conducción, que pone en riesgo la vida propia y de los demás”.

 

Se pidió tener en cuenta que “aún en concentraciones menores, el alcohol produce importantes consecuencias en el organismo, generando alteraciones en el comportamiento y disminuyendo la capacidad de capacidad de conducir de manera idónea”.

 

 

En todos los casos, el consumo excesivo provoca consecuencias, sobre las funciones psicomotoras, sobre la visión del conductor y sobre el comportamiento y la conducta. El conductor experimenta un falso estado de euforia, seguridad y confianza en sí mismo, apareciendo un desprecio por el peligro y una tendencia a transgredir las normas.

 

Sanciones

 

Además de las multas económicas, la reglamentación actual, considera distintos plazos de inhabilitación para conducir, que van de los 6 a los 18 meses, según los porcentajes de alcoholemia:

 

– De 6 meses para el caso de que el infractor conduzca con una alcoholemia superior a 500 miligramos por litro de sangre, hasta 999 miligramos por litro de sangre.

 

– De 12 meses para el caso de que el infractor conduzca con una alcoholemia superior a 1.000 miligramos por litro de sangre, hasta 1.500 miligramos.

 

– De 18 meses para el caso de que el infractor conduzca con una alcoholemia superior 1.500 miligramos por litro de sangre.