Docentes de la Facultad de Sociales investigan muertes de guanacos por frío en Santa Cruz

Se trata del fenómeno que sucedió en 2020 en la Estancia Bella Vista. La convocatoria se dio en el marco de un convenio entre la UNICEN y la Universidad Nacional de la Patagonia Austral.


En el marco de un convenio firmado entre la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Unidad Académica Río Gallegos (UARG-UNPA) y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Sociales (FACSO-UNICEN), se desarrollan una serie de actividades destinadas a generar conocimiento sobre aspectos ecológicos de las poblaciones de guanaco, que impactan en las investigaciones arqueológicas llevadas adelante por ambas casas de estudios.

 

En el año 2020, los investigadores de la UNPA-UARG-CONICET, Dres. Flavia Carballo Marina y Juan Bautista Belardi, efectuaron trabajos de campo en la Estancia Bella Vista (cuenca media del río Gallegos, provincia de Santa Cruz), durante los cuales observaron un número sorpresivamente alto de guanacos muertos por estrés invernal entre los meses de junio y julio de ese mismo año. En aquel momento, en un área de unos pocos kilómetros, se contabilizaron 81 individuos que permanecían articulados y con tejido blando, gran parte de ellos asociados a matas de calafate.

 

Dada la excepcionalidad y relevancia del tema, dichos/as investigadores convocaron a un grupo de docentes investigadores del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano (INCUAPA-CONICET-UNICEN), de amplia trayectoria en estudios tafonómicos, a fin de dar inicio a trabajos en colaboración.

 

 

Es así que se conformó un equipo de trabajo integrado por especialistas en tafonomía de nuestra casa de estudio, los doctores María A. Gutiérrez, Cristian A. Kaufmann, Agustina Massigoge, Mariela González, María C. Álvarez, Daniel Rafuse y Nahuel Scheifler y los licenciados Juan Manuel Rodríguez y Marcos Recofsky. Asimismo, participa de este convenio de investigación entre ambas universidades el doctor Luis A. Borrero, investigador superior del CONICET, reconocido especialista en tafonomía regional.

 

Como parte de este convenio ya se ha realizado un trabajo de campo en el que se registraron 275 individuos. Se tomaron datos georeferenciales, de sexo, edad y estado de preservación de los mismos; cada uno de ellos se rotuló para su seguimiento en años posteriores. También fueron tomadas muestras óseas para análisis de ADN, que actualmente están siendo procesadas por el doctor Leonardo Leggieri (CONICET-INIBIOMA).