Este lunes iniciará el juicio por “extorsión” y “asociación ilícita” contra referentes de la Uocra local

El debate será presencial y se llevará a cabo en la sede de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Azul. Los detalles.


A prácticamente tres años del inicio de la investigación, la causa judicial que se le sigue a tres referentes de la Uocra local por “extorsión” y “asociación ilícita” llegará a la instancia de debate. Dicho de manera más simple, llegó el momento del juicio oral, que dará comienzo este lunes y que, como dato sobresaliente, será con modalidad presencial.

 

Según logró conocer Central de Noticias, todo dará inicio con el comienzo de la mañana en el recinto de la Cámara de Apelaciones y Garantías del Departamento Judicial de Azul, ubicado en el tercer piso del Palacio de Justicia de la vecina ciudad, que fue elegido debido a sus dimensiones para que las audiencias puedan llevarse adelante respetando los protocolos y medidas sanitarias. Todo se verá presidido por el juez Joaquín Duba, que de manera unipersonal representará al Tribunal Oral en lo Criminal N° 1.

 

 

Si bien la instrucción de la causa fue liderada por la fiscal Viviana Beytía (cuando se encontraba al frente de la UFI 10), en las audiencias la parte acusatoria se verá liderada por la fiscal azuleña Laura Margaretic, quien ofreció más de medio centenar de testigos, quienes declararán durante las tres primeras jornadas, pautadas entre el lunes y miércoles venideros.

 

Luego, durante el jueves y viernes en principio, será el momento en el que se escucharán aquellas personas ofrecidas desde las defensas particulares de los tres acusados que tiene la causa. Se trata, por un lado, de Roberto D´amico, histórico secretario general del Sindicato de la Construcción a nivel local. Su mención en primer término también responde a que se trata de quien afronta una acusación más gravosa, ya que la querella lo ubicó en calidad de “jefe organizador” de “asociación ilícita”, una imputación que incrementa los montos de una posible condena.

 

Asimismo, al igual que el resto de los acusados, también se le endilgan tres casos de “extorsión”, dos consumados y el restante en grado de tentativa, además de ilícitos vinculados con la posesión de armas, algunas tipificadas como “de guerra” que fueron en sus poder.

 

 

Otro de los acusados es Luis Daniel Conrado, que es quien se vio implicado en el episodio que dio inicio a toda la investigación allá por inicios de agosto del 2018. Es más, seguramente nadie siquiera sospechó lo que generaría su aprehensión tras un incidente vial, que se generó cuando personal policial que realizaba tareas preventivas lo habría visto arrojando basura en un sector no permitido, eso dio lugar a una persecución que se extendió por varias cuadras, en un incidente que continuó aún tras su interceptación, ya que se habría trenzado a golpes con los efectivos de seguridad y hasta intentado coimear a uno de ellos tras la captura, según las versiones de aquel entonces.

 

Lo concreto es que entre sus pertenencias se halló una mochila con una importante suma de dinero en efectivo, parte de la cual se encontraba en el interior de un sobre a nombre de la entidad gremial. Las averiguaciones en torno al origen de esa suma derivaron en el descubrimiento de una práctica extorsiva que llevaría bastante tiempo de data y que tendría como víctimas a empresarios y firmas locales, a las que se les cobraban dádivas como condición para no truncar sus operaciones u obras en la ciudad, según se erige la hipótesis que ha sostenido desde aquel entonces la investigación.

 

 

Debido a toda la secuencia previa, además de las acusaciones tanto por “asociación ilícita” como por las extorsiones, Conrado también afronta cargos por “resistencia a la autoridad”, “lesiones agravadas” -por tratarse las víctimas miembros de la fuerza policial- y cohecho. El tercer acusado es Walter Brun, quien al momento de la captura era el Secretario de Organización del gremio de la construcción. Al igual que Conrado afronta cargos tanto por asociación ilícita en calidad de miembro o partícipe, al igual que por los hechos de extorsión.

 

Por último, se detalló que se especula que el viernes, con el cierre de los testigos de la defensa, se lleven adelante los alegatos de las partes. En caso de cumplirse con esa proyección, esa misma jornada se conocería la fecha de la lectura de la sentencia.