En un emotivo acto, inauguraron el espacio de cultivo de cannabis en la Unicen

Está ubicado en el campus universitario. Al trabajo de la Facultad de Ingeniería con Sociales y Salud, se le sumará Agronomía. Hubo emoción y una puesta en valor a la educación pública. 


Este viernes al mediodía, en el campus universitario, se inauguró oficialmente el espacio de cultivo de cannabis en la Unicen. El proyecto de investigación “Universidad y Cannabis” dio un paso importante en este proyecto que tiene una articulación no sólo con el área académica, sino con la política, la médica y la empresarial en Olavarría.

 

El acto fue encabezado por la decana de la Facultad de Ingeniería, María Peralta, acompañada del doctor Gastón Barreto, director del proyecto “Universidad y Cannabis”. También estuvo el concejal presidente de la Mesa Local por el cannabis medicinal, Germán Aramburu (Renovación Peronista) y también los ediles Nicolás Marinangelli, Martín Endere y Cecilia Krivochen (Juntos por el Cambio), e Inés Creimer (Frente de Todos).

 

 

La cinta de inauguración fue cortada, a su vez, por Marcelo Sarlingo (Facso), Enrique Bintana (Clínica María Auxiliadora) y Emilio Hurtado, referente de la agrupación “Cannabis Activa”. También participó la doctora Luisa Franchi, quien acompañó las visitas al módulo.

 

 

Peralta, en diálogo con los presentes, dijo que “nos une a todos el sentimiento de que no es un espacio más de investigación, está vinculado con la salud y la calidad de vida” y destacó el rol de la universidad pública y el trabajo conjunto entre las instituciones que participan: “la idea es potenciar las fortalezas que tenemos” dijo.

 

Este espacio de cultivo se enmarca en la investigación sobre “obtención y caracterización de derivados para uso terapéutico generados a partir de la construcción cultural de saberes populares”. En palabras de Barreto, “aportar información para que la ciudadanía tenga derecho a decidir” sobre la aplicación de cannabis medicinal.

 

 

Además, buscarán articular con otros organismos “en clave soberana”.

 

Barreto, visiblemente emocionado, se dirigió a los presentes explicando cómo llegó a investigar sobre el tema y cómo creció la propuesta que encabeza como director de proyecto: “lo valioso es la forma en que se va construyendo” expresó, en torno al trabajo interinstitucional y la dinámica de acompañar “un problema social”.

 

 

También destacó que, desde la facultad, “Isabel Riccobene y Marcelo Spina apoyaron desde el inicio y acompañaron la decisión de dar el debate sobre el tema”. También hubo agradecimientos a “Cesat, Conicet, Impo (la empresa que donó el contenedor), clínica María Auxiliadora (lidera el proyecto y da apoyo económico)”, más agradecimientos a otras empresas que participan del proyecto.

 

Además hubo un agradecimiento a Germán Aramburu, por encabezar la comisión dentro del HCD que busca enmarcar el trabajo realizado bajo una normativa.

 

Pidió “pensar a Olavarría en clave productiva” por el cannabis y “además de una necesidad hay una proyección”. “La ciudad tiene cuestiones técnicas, un laboratorio de producción de medicamentos, apoyo político y profesionales de la salud investigadores” que permiten avanzar fuertemente con la producción y acceso al cannabis medicinal.

 

 

“El mercado del cannabis llego y la pata de la salud va a ser la más desprovista” cerró el doctor.