Advierten de nuevos intentos de estafas con la segunda dosis contra el Coronavirus

El alerta fue emitido desde la SubDDI local ante nuevos hechos en la ciudad. Los detalles para detectar el engaño y no ser una nueva víctima.


En las últimas horas, al menos, dos olavarrienses fueron contactados por delincuentes, quienes se hicieron pasar por operarios del Sistema de Salud para de esa manera lograr engañar a las víctimas y apoderarse, mediante un artilugio tan novedoso como preocupante, de la cuenta de WhatsApp. La coartada, el presunto turno para la aplicación de la segunda dosis contra el Covid19.

 

Corralitos, asignaciones familiares y hasta maniobras contables para que los ahorros no pierdan valor ante el avance de la devaluación. Esos son tan solo un pequeño puñado de los temas o noticias que delincuentes han utilizado en los últimos tiempos para lograr ganar tanto la atención como la confianza de vecinos y vecinas de la ciudad, para luego poder quedarse con sus ahorros. El avance del Plan de Vacunación fue visto por los estafadores como una nueva oportunidad, ya que la nueva modalidad usa como anzuelo, tal como ya se añadió, la segunda dosis de la vacuna, un tema más que recurrente por estos tiempos.

 

 

La fecha de la aplicación, pero también una suerte de encuesta acerca de cómo fue la atención en la primera dosis y si la misma le generó algún tipo de reacción o afección en la salud son algunos de los temas que utilizan para prolongar la conversación y, de esa manera, sustraer información. El momento clave es cuando se requiere un código que le será enviado de mensaje y, siguiendo siempre con la coartada, servirá para corroborar la asignación del turno.

 

Lo que realmente está sucediendo es que los estafadores en ese mismo momento están registrando el número de la víctima en WhatsApp y lo que se le pide en realidad es el código de validación que la aplicación manda al número de línea para, precisamente, asegurarse que sea el propietario de la línea. De esa manera se apoderan de la cuenta, ya que el registrarla se anulan todas las otras vinculadas a ese mismo número.

 

 

Allí se da lo que podría denominarse como la primera parte de la estafa, ya que luego avanzan sobre los contactos de la víctima, a quienes se les pide dinero bajo la excusa de algún accidente o situación particular, convirtiéndose estos últimos en las verdaderas víctimas en materia de perjuicio económico.

 

Se ruega no brindar información ante comunicaciones de esta índole y recordar que las segundas dosis serán notificadas por vías oficiales, sin requerir ningún tipo de confirmación ni intercambio de datos e información. Aquellas personas que hayan caído se ruega reiniciar nuevamente la aplicación lo antes posible, para de esa manera anular a los delincuentes, además de contactarse de inmediato con los servicios de emergencias.

 

 

En una entrevista realizada días atrás por este portal, el fiscal en Delitos Informáticos, Lucas Moyano, había enfatizado que “mi principal consejo es pedirle a la gente que adopte la verificación de dos pasos en todas sus cuentas, esto permite es que la plataforma verifique que el usuario sea el propietario de la cuenta, ya sea con otro código, o con datos biométricos”, añadió a medida que daba cuenta que este tipo de estafas han aumentado en un 3 mil por ciento en Latinoamérica y que la modalidad de hacerlo mediante WhatsApp no es nueva, sino más bien la más utilizada en los últimos tiempos.

 

“Los abanicos delictivos que se pueden abrir son muchos, le estas dando acceso a tu intimidad. Por ello otro consejo que doy es no utilizar siempre la misma clave para todas las cuentas. Hay que adoptar medidas de seguridad e higiene digital, ser más desconfiado en definitiva. Somos tan vulnerables como el grado de conciencia que tengamos de los peligros en la red”, concluyó.