Estafas virtuales: Una víctima local perdió alrededor de 100 mil pesos

El caso se registró en los últimos días y la coartada fue la compra de dólares a un atractivo valor de cambio. Los hechos se repiten en toda la región. Los detalles.


“Prestar atención, en eso está la clave”. De esa manera el fiscal en Delitos Informáticos Lucas Moyano buscó poner en palabras, nuevamente, cómo evitar ser una nueva víctima de una modalidad delictiva que se ha incrementado considerablemente en tiempos de pandemia. Las estafas virtuales son un verdadero dolor de cabeza no sólo para investigadores y fuerzas de seguridad, sino también para vecinos y vecinas desprevenidas que sufren importantes pérdidas económicas.

 

Es por ello que en esta ocasión, quizás buscando que el mensaje y consejo replique aún más, el abordaje será a partir de un caso registrado en las últimas horas en la ciudad y que dejó como saldo una estafa de alrededor de 100 mil pesos. Según logró conocer este portal, esa fue la suma que la víctima entregó a los delincuentes que, simulando ser una persona de confianza, le ofrecieron la compra de dólares a un atractivo valor de cambio.

 

 

La estafa tiene su punto de inicio en una situación sobre la que ya se ha aludido en reiteradas ocasiones y tiene que ver con el robo o “suplantación de identidades” de cuentas de WhatsApp. “Hay que ser más desconfiado”, había pedido días atrás el fiscal Lucas Moyano, quien contactado en las últimas horas por este portal reveló que los casos se repiten en toda la región y que las pérdidas se cuentan por miles y miles de pesos.

 

En la jornada de este domingo desde la SubDDI local se emitió una advertencia por los llamados recibidos por vecinos locales. Afortunadamente, según se añadió, esos casos quedaron únicamente en el intento, pero sirvieron para encender nuevamente las alarmas. La coartada volvió a ser la confirmación del turno para la segunda dosis de la vacuna contra el Coronavirus, excusa con la que extraen información y luego piden que se les envíe un número que llegara a través de un mensaje de texto, dígitos que en cambio son el código de validación de WhatsApp y con ello no solo roban la cuenta  de esa aplicación, sino que buscan engañar a sus contactos.

 

Días atrás el fiscal Lucas Moyano brindó una entrevista a Radio Universidad en la que brindó detalles y consejos  

 

 

Accidentes, una ayuda económica o, como se aludió previamente, la venta de dólares son solo algunas de los anzuelos. A veces sólo publican estas situaciones en los estados de WhatsApp, apelando a la solidaridad pero también a la confianza o ingenuidad de las víctimas para luego cometer la estafa.

 

Moyano advirtió que hay en casos en los que ya ni intentan robar la cuenta, sino que toman fotos de redes sociales y lo que realizan es una “suplantación de identidad”, aludiendo un cambio de línea o problemas con “el número viejo”. Luego la modalidad de la estafa es la misma y el objetivo son las personas del vínculo más cercano. Lo preocupante de esta modalidad es que los delincuentes realizan previamente un seguimiento de la víctima en cuanto a contactos e información, por lo que también se recomienda tener prudencia en la información que se comparte a través de las redes sociales.

 

 

A la par, una tercera variante es a partir de una presunta transacción y en la que se requiere una confirmación del lugar de encuentro, para lo cual se envía un link o se vuelve a requerir un código. En ambos casos, no ingresar a la página enviada y, menos aún, acceder al pedido de información.

 

“Estamos preocupados, lo que pedimos es prestar atención, en eso está la clave”, reiteró. Por último, además de insistir en desconfiar ante este tipo de comunicaciones, pidió realizar medidas de “higiene y seguridad digital”, con la “verificación de dos pasos” como principal herramienta.