Avanza la colocación de cámaras de fotomultas en la ciudad

En principio ya están instalados una decena de dispositivos, pero está en carpeta la suma de más equipos. Se controla el traspaso de semáforos e invasión de sendas peatonales.


“Lo que queremos es que no haya choques, no recaudar con una multa”. De esa manera el ingeniero Agustín Falivene, responsable del área de tránsito y seguridad vial en la Dirección de Control Urbano Municipal expresó en una nota con La Mañana de Radio Universidad FM 90.1 el objetivo y detalles de la instalación de cámaras de fotomultas en puntos estratégicos del casco urbano local.

 

“Para controlar el traspaso de semáforos en rojo y la invasión de la senda peatonal”, agregó el funcionario municipal cuando las consultas avanzaron acerca de qué tipo de situaciones van a controlar o detectar. “Son cámaras de fotomultas, detectan el paso de un vehículo cometiendo una infracción y saca una secuencia de fotos, graba un video y eso después genera el acta de fotomulta que llega al domicilio del titular del automóvil”, completó.

 

 

Desde hace ya algunas semanas el paisaje de la ciudad se ha visto modificado, principalmente en los sectores de mayor concurrencia, con las avenidas principales de la ciudad como punto predilecto. La alusión va a unas estructuras de hierro que comenzaron a verse sobre los cruces, las cuales han comenzado a ser dotadas de cámaras de fotomultas.  “Es lo mismo que estaba en Del Valle y Lavalle, Colon y Pringles, Colon y España… Es lo mismo, pero se van modernizando los equipos y se ha agregado una cantidad mayor, fundamentalmente en los semáforos donde tenemos un mayor índice de siniestralidad”, señaló Falivene.

 

“Es a partir de un convenio que se firma entre la Provincia, un ente que es el que se encarga de bajar las imágenes, procesarlas y enviarlas, y el Municipio”, explicó el procedimiento a medida que daba cuenta que desde el Municipio no se realiza ningún tipo de inversión para la puesta en marcha y mantenimiento del sistema. Luego, de acuerdo con lo que continuó, el trámite sigue el trayecto de toda multa, con la instancia de descargo y la posterior sanción por parte del Juzgado.

 

Ingeniero Agustín Falivene, responsable del área de tránsito y seguridad vial en la Dirección de Control Urbano Municipal. Foto Archivo

 

 

“Tenés un semáforo, una senda. Tenés que respetar, no es que ‘uy justo me engancharon’, como se suele decir con la multas por velocidad. El semáforo se ve, está visible, hay que respetarlo pero no por la multa, sino cuidarse uno y cuidar al otro”, enfatizó Falivene mientras refería que en la actualidad ya hay operativas alrededor de una decena y, a la par, que se quiere incrementar a 15 el numero de dispositivos activos

 

Por último, acerca de la situación de Olavarría en materia de siniestralidad vial, expresó que se advierte una baja en los índices con respecto a años anteriores, no sólo con el 2020 que en su mayor parte fue atravesado por la pandemia, sino también períodos anteriores. En ese sentido, agregó que próximamente se divulgarán las estadísticas del primer semestre pero, a la par, no quiso dejar pasar la ocasión para referirse al registro de choques y su vinculación no solo con la velocidad, sino también con la ingesta de alcohol y utilización de teléfonos celulares.