¿Cómo llevar a los peques en el auto?

Generalmente cuando hablamos de tránsito, implícitamente le hablamos a determinado sector etario de la sociedad y a veces cometemos el error de olvidarnos de los y las más peques. ¿Qué pasa con los más peques a la hora de llevarlos en el auto?


(*) Marcos Pascua

 

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), sobre un total que ronda las 5.500 víctimas cada año, el 5,6%, son menores de 0 a 14 años. Este porcentaje representa un total de 320 chicos que anualmente son víctimas fatales de siniestros viales.

 

¿Cómo llevar a los más peques de forma segura? ¿Cuál es la silla adecuada? ¿Hasta qué edad la tienen que utilizar? De eso vamos a hablar hoy en nuestra columna dominical. Estás más que invitado o invitada a leerla.

 

Para abordar una problemática primero tenemos que reconocer que existe una y según un relevamiento realizado por Mamás y Niños Seguros (MyNS), de 435 butacas revisadas en forma online se encontraron con que el 85% de las mismas se encontraban mal colocadas.

 

Pero primero, ¿qué es un SRI y por qué es necesario usarlo?

 

Los sistemas de retención infantil, más conocidos como “sillitas” o “huevitos” permiten transportar en forma segura a los menores de doce años en el auto, evitando golpes, lesiones graves e incluso la muerte. Los autos fueron diseñados para transportar adultos, pero como ya sabés en el caso de los bebés, niños y niñas cuentan con una composición corporal muy distinta, es por eso que es necesario contar con una medida de seguridad extra.

 

Se debe contar con un SRI desde el primer momento, pero ¿hasta cuándo?.

 

Según la Ley Nacional de Tránsito (24449), el límite establecido es la edad, en ella se indica que los menores deberán viajar hasta los 10 años con un sistema de retención infantil. Pero, por otro lado, en el caso de CABA su código de tránsito establece que deberán viajar con sillita hasta los 12 años o hasta que el menor tenga 1,50 m de altura.

 

La recomendación de especialistas y hacia donde están yendo a nivel mundial es hacia exigencias respecto de la altura, por eso es que se recomienda usar este parámetro como referencia, altura que es alcanzada entre los 10 y los 12 años aproximadamente.

 

Los sistemas de retención infantil se encuentran discriminados según el peso del bebé, niño o niña y ahora vamos a ver cada uno de esos grupos.

 

Como se ve en la imagen, los sistemas de retención infantil se encuentran clasificados en 5 grupos:

 

Grupo 0 (hasta 10 kg)
Grupo 0+ (hasta 13 kg)
Grupo 1 (de 9 a 18 kg)
Grupo 2 (de 15 a 27 kg)
Grupo 3 (de 22 a 36 kg)

 

Grupo 0: Capazo adaptado para recién nacidos, de hasta 10 kg de peso. Va instalado en la parte trasera del vehículo, mirando hacia atrás (sentido contrario a la marcha), colocando la cabeza del bebé hacia el interior.

Grupo 0+: El sistema protege al bebé a través de unos arneses dispuestos en la propia silla, que va anclada al vehículo. La colocación también es hacia atrás.

Otros tips:

  • La cabeza debe estar 2,5 cm por debajo de la parte superior de la sillita.

  • Se utiliza en posición semi reclinada.

  • Los SRI deben ser usados exclusivamente para viajar, no para dormir.

  • El o la bebé va sujeto a la silla con los arneses que la misma trae.

  • El arnés debe salir a la altura del hombro o por debajo del hombro.

 

¿Por qué deben viajar en sentido contrario al tránsito?

En los bebés, menores de 2 años, la cabeza representa cerca de un 20% de la superficie corporal, por eso, si los trasladamos en brazos, “a upa” o en una silla a favor de la marcha, ante un impacto o frenada, el arnés retendrá el cuerpo del niño, pero no su cabeza, tirando del cuello con una fuerza extrema, que puede provocar lesiones graves. El mismo choque, en una silla a contramarcha hace que la cabeza, el cuello y el torso permanezcan apoyados contra el respaldo, la fuerza del golpe se distribuye mejor, y la posibilidad de “hiperflexión cervical” se reduce al mínimo.

Grupo 1: El niño o niña va sujeto a la silla a través de un arnés, y éste al vehículo, permitiendo su colocación en ambos sentidos de la marcha de acuerdo a la indicación del fabricante. Es muy importante ajustar la silla a medida que crece, y evitar holguras tanto en los arneses como en la instalación con el cinturón. Puede instalarse con cinturón de seguridad o ISOFIX/LATCH según indique el manual.

Otros tips:

  • La cabeza debe estar 2,5 cm por debajo de la parte superior de la sillita.

  • Se utiliza en posición derecha, erguida.

 

A partir del grupo 1, las sillitas ¿van colocadas hacia adelante?

Si bien existen modelos que permiten orientar la sillita en el sentido de la marcha, se recomienda prolongar la marcha atrás el mayor tiempo posible (18 a 22 kg).

Grupo 2: El elevador con respaldo permite adaptar el recorrido del cinturón de 3 puntos a los sistemas de retención, utilizando el cinturón de seguridad del vehículo para sujetar al niño/niña. Con este sistema se viaja a favor de la marcha.

Otros tips:

  • La cabeza debe estar 2,5 cm por debajo de la parte superior de la sillita.

  • Se utiliza en posición derecha, erguida.

  • Siempre se mira hacia adelante.

 

Grupo 3: El booster sin respaldo eleva al niño o a la niña para que pueda utilizar el cinturón de 3 puntos del vehículo con seguridad. Se instala en plazas traseras. Por eso, es importante continuar utilizando el elevador con respaldo (Grupo 2) hasta llegar a los límites indicados por el fabricante para luego pasar al elevador sin respaldo ya que el cinturón de seguridad está pensado para adultos desde 150 cm.

Importante:

Es muy común que alrededor de los 6 años los niños o niñas dejen de usar SRI y pasen directamente al cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad en los vehículos, sujeta de forma adecuada a pasajeros desde 1,50 m de altura. Los niños o niñas alcanzan esa altura entre los 8 y los 12 años de edad aproximadamente. Por eso es importante llevarlos con elevador, y si es con respaldo, mucho mejor, para evitar lesiones.

Contar con los elementos adecuados para transportar menores es importante, de esta manera lograremos reducir las víctimas fatales en este rango etario.

Espero que esta columna te haya servido y si es así, te invito compartirla con conocidos, amigos o amigas y familiares que no conozcan esta información, como te contaba al principio de la nota, hay mucho desconocimiento sobre el tema.

Para saber más te voy a dejar acá y acá unos links con más información sobre el tema.

¡Gracias!

Nos leemos en quince.

(*) Ingeniero Civil – Tesista en Seguridad Vial – Promotor Comunitario de Seguridad Vial.