Camila Pereyra: “Es lindo que Olavarría me vea como su representante”

La joven cantante agradeció las repercusiones a partir de su presentación en “La Voz Argentina” y contó cómo fue audicionar para el programa y las expectativas a futuro.


La cantante olavarriense Camila Pereyra, de 18 años, quedó en “La Voz Argentina” con el reconocimiento de todo el jurado. Este miércoles dialogó con César Saldaín en el programa OK que se emite por Radio Sapiens y contó detalles de la presentación.

 

La olavarriense cantó “A primera vista”, una canción de Chico César popularizada por Pedro Aznar, y se dieron vuelta los cuatro coaches del programa televisivo de Telefé.

 

De esta manera superó la etapa de “audiciones a ciegas” y luego eligió a Ricardo Montaner. Además, el propio compositor del tema le dedicó unas palabras en redes sociales: “gracias, Cami, por tu voz e delicadeza. Gracias, Pedro Aznar, por tu tan bella versión”.

 

Para Camila todo lo que está pasando “es una locura”. Aseguró que no para de recibir mensajes y resaltó que “es lindo que Olavarría me vea como su representante. Vivir esta experiencia no tiene palabras. Cuando quise acordar, ayer estaba toda Olavarría hablando de mí”.

 

La joven cantante, relató que el casting para presentarse en el programa fue en enero, de forma virtual. Me anoté el último día, a última hora. Fue por un mensaje de mi hermana que me decía que cerraba el casting” y señaló que no “no sabía si anotarme pero amo ese programa, creo que vi todas las versiones de los distintos países”.

 

 

El primer escenario

 

Camila conmovió en el escenario del programa. Fue acompañada por su novio y su hermana. Los nervios no le impidieron desenvolverse con soltura para lograr el paso a la siguiente etapa.

 

“Fue mi primer escenario, nunca me había subido a uno. Te impacta a la vista y yo soy muy vergonzosa. Me temblaban las rodillas. Pensé que me iba a ayudar que estaban de espaldas, pero se dieron vuelta tan rápido que les terminé cantando a ellos”, contó.

 

 

Recordar ese momento no es fácil: “no sé ni como cante, cuando escuché el primer botón lo único que quería hacer era llorar”. Sin embargo, la adrenalina de ese instante la convenció sobre su futuro: “no quería que me bajen”.

 

Por el momento, sus grandes sueños son dos: seguir en los escenarios y continuar con la carrera de Licenciatura en Músicoterapia. “Son dos proyectos paralelos, son mis deseos más grandes”, finalizó.