Nicolás Kreplak juró como ministro de Salud de la provincia

Fue en un acto que contó con la presencia de gran parte del Gabinete bonaerense y de la ministra nacional, Carla Vizzotti. “Siempre vamos a estar juntos, somos un equipo de militancia”, dijo sobre su antecesor, Daniel Gollan.


El sanitarista Nicolás Kreplak juró este miércoles como ministro de Salud bonaerense luego de que Daniel Gollan dejara el cargo para abocarse a la campaña electoral que lo tiene como segundo candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en el Frente de Todos.

 

El acto fue encabezado por el gobernador Axel Kicillof en Casa de Gobierno, y contó con la presencia de gran parte del Gabinete bonaerense y de la ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti.

 

“Me toca reemplazar a un amigo, a un referente, a una de las personas más nobles que conozco, a una persona imposible de doblegar. Un maestro sabio, prudente, abnegado. Va a ser un enorme candidato. Siempre vamos a estar juntos, somos un equipo de militancia”, dijo el flamante ministro sobre su antecesor, Daniel Gollan, sentado en la primera fila del acto.

 

 

Tras agradecer a Kicillof, a sus compañeros de gestión, y a su familia, el nuevo titular de la cartera de Salud, sostuvo: “Venimos de una generación que tratamos de retomar sueños de otras épocas, de los sueños colectivos. No somos nada individualmente, somos nuestros compañeros, nuestros compañeros son mejores que nosotros. Algunos no están, algunos están. Gracias a todos y todas”.

 

A su turno, el gobernador sostuvo que “Nicolás Kreplak es un ‘compañerazo’”, que sucederá “a uno de los mejores ministros de Salud que tuvo la provincia”, al tiempo que consideró que Daniel Gollan se encuentra “en la saga de los grandes sanitaristas de la Argentina”, en la historia “de la medicina dedicada a lo popular y a lo social”.

 

 

En ese sentido, el mandatario señaló que Gollan y Kreplak han “trabajado siempre como un equipo” y recordó que tuvieron que asumir con “un sistema de salud devastado” tras “cuatro años de franco retroceso y abandono”, lo que consideró “repugnante”.

 

“Ante este cuadro aparece la pandemia, el desafío más grande que haya tenido la provincia a nivel sanitario en toda su historia”, dijo el gobernador. Y señaló que “en momentos en los que en la tragedia algunos lucran, hubo que disputar sentidos y recibir ataques feroces respecto a la práctica de la salud en la provincia de Buenos Aires”, por lo que destacó el rol de los funcionarios.

 

 

“Daniel (Gollan) ha demostrado toda la templanza que merecen estas situaciones”, dijo Kicillof. Y valoró el “tremendo e inclaudicable compromiso” del dirigente, quien “respondió siempre desde el territorio” y “predicó con el ejemplo” con “una gran sensibilidad”.

 

“Conozco la historia de Daniel y quizás esas experiencias que vivió le templaron el carácter. Te admiro”, dijo el gobernador en referencia a uno de los momentos más duros en la vida del ahora ex ministro, quien fuera detenido, desaparecido y torturado durante la última dictadura cívico militar y luego liberado para su exilio en Alemania.

 

 

En tono de campaña, el gobernador recordó que hubo quienes dijeron “que se muera quien se tenga que morir” y señaló que esa “no es una ocurrencia trasnochada de un dirigente, y que no es ni circunstancial ni anecdótica, sino una forma de ver la pandemia y de llevar una idea de sociedad al terreno de la salud, una visión que -consideró- no se aplica solo a la pandemia”.

 

Renuncia y decreto

 

El gobernador aceptó este miércoles la renuncia del ministro de Salud, Daniel Gollan, quien ahora se meterá de lleno en la campaña para las elecciones legislativas.

 

Mediante el decreto 558, publicado en el Boletín Oficial, Kicillof agradeció al funcionario saliente “los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”. En los considerandos del decreto, el gobernador destacó además que Gollan “ha honrado con su labor y dedicación a esta provincia de Buenos Aires”.

 

 

El martes, visiblemente emocionado, el gobernador lo despidió en una conferencia de prensa que compartieron en la Gobernación. “Daniel me prometió que nadie se iba a quedar sin respirador, sin atención médica y sin una cama de terapia intensiva ante la pandemia y, con un esfuerzo enorme, con una militancia diaria muy grande, organizó un sistema de salud que estaba absolutamente balcanizado, integró el sistema privado con el público en la cuestión de las camas y las derivaciones, y lo que dijo, lo cumplió”, había dicho Kicillof.

 

Si bien en principio Gollan había dicho que seguiría en el cargo hasta noviembre, cuando sean las elecciones generales, después en el Gobierno decidieron que dé un paso al costado ahora para dedicarse a la campaña para las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre.

 

En el peronismo explicaron que Gollan, de 66 años, fue elegido para acompañar en la lista a Victoria Tolosa Paz por la gestión que llevó adelante en la pandemia, tanto en la recomposición del sistema sanitario bonaerense como en la vacunación.

 

 

Gollan continuará en el Gobierno, ya que será nombrado de manera honoraria “como presiente del comité de expertos”, que asesoran al Gobierno bonaerense en cuestiones sanitarias.

 

En su reemplazo asumió Nicolás Kreplak, de 40 años. Es el decimotercer ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires desde 1983. Médico clínico y sanitarista -con un magister en Salud Pública de la Universidad Nacional de Rosario (UNR)-, integra el movimiento Soberanía Sanitaria, espacio de discusión y difusión donde conviven referentes de la medicina social latinoamericana del ’70 con médicos y médicas jóvenes.

 

El hasta ahora viceministro integró el Ministerio de Salud nacional en la presidencia de Cristina Kichner. En 2019 dirigió el documental “La Insubordinación de los Privilegiados”, que expone el problema del acceso a la salud en contextos neoliberales.

 

Fuente: Agencia DIB