El Ministerio de Trabajo presentó un protocolo ante casos de trata y explotación laboral

Incluye una capacitación para inspectores e inspectoras en el marco de un plan de acción anual. La iniciativa busca mejorar la detección temprana del delito.


La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, y el subsecretario de Inspección del Trabajo, Emiliano Ré, presentaron un protocolo y curso sobre Indicios de Trata y Explotación laboral para inspectores e inspectoras de la cartera laboral, en el marco del Día Mundial de la lucha contra esta problemática.

 

La iniciativa busca mejorar la detección temprana del delito, uniformar el accionar de todos las áreas vinculadas a las acciones de inspección y lograr una mejora sustancial en términos de eficacia y eficiencia de las actuaciones.

 

Tras detectar la falta de una política de inspección para la detección de indicios de explotación laboral, la Subsecretaría de Inspecciones del Trabajo definió en 2019 como prioritarias las líneas de acción orientadas a combatir este delito, entendido como la máxima expresión de precarización y vulneración de los derechos de trabajadores y trabajadoras.

 

“Esto es una prioridad para este ministerio. Sabemos que no es algo que se hace a voluntad, que requiere de recursos económicos pero también recursos de capacitación y de interacción. Desde nuestro rol funcionarios, vamos a poner todas las herramientas a disposición”, afirmó Ruiz Malec.

 

Asimismo, la ministra de Trabajo pidió no reparar “solo en las fechas alusivas” y destacó que este plan de trabajo “es para todo el año”. “Lo que estamos presentando es para que todo este tiempo trabajemos para la detección, la sanción del delito y para la restitución de derechos a bonaerenses, y muchas veces a ciudadanos y ciudadanos de otras provincias y de otros países, que se encuentran en situación de vulnerabilidad”, apuntó.

 

De la actividad participaron además, en representación del Ministerio de Justicia bonaerense, la directora provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Victima, Lucia Iañez, y el director provincial de Lucha contra el Delito Complejo, Santiago Nabaes; la directora del Departamento de Delito Conexo a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming del Ministerio Público provincial, Eleonora Weingast; y el secretario ejecutivo de la COPRETI, Juan Brasesco.

 

Por su parte, el subsecretario de Inspección del Trabajo, Emiliano Ré, recordó que con anterioridad no existían “acciones de oficio” para fortalecer la detección temprana de este delito. “Cuando arribamos al ministerio encontramos una ausencia total sobre cómo abordar esta temática. La actividad se limitaba a acompañar los allanamientos cuando la Justicia lo solicitaba”, manifestó.

 

Asimismo, Ré expresó que el plan de trabajo otorga hacia adelante una dinámica uniforme. “Pretendemos tener previsibilidad en estos procedimientos, ofrecer una misma respuesta y trabajar todos de una misma forma. Además, de esta forma las y los inspectores tendrán más seguridad a la hora de desempeñar las tareas, y no valerse solamente de su criterio”, agregó.

 

Por su parte, la directora de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Victima, Lucia Iañez, rescató la decisión de implementar medidas reparatorias. “No hay una privación de algunos derechos, hay una privación total de todos ellos, de la libertad y de la dignidad. Cuando se rescata a las víctimas, encontramos que tienen dificultades para proyectar su vida, después de pasar por situaciones tremendas. Es el rol que también tenemos desde el Estado para trabajar”, indicó.

 

En el contexto de una pandemia de dimensiones globales, la Provincia asistió a 93 personas víctimas de Trata de Personas con fines laborales y/o sus delitos conexos. Además deben considerarse, tres casos de personas víctimas de finalidades mixtas (laboral y sexual), por lo que el número de personas asistidas se eleva a 96. El 62,3% de las personas asistidas eran víctimas de Trata con Fines Laborales, mientras que el 37,7% eran víctimas de alguno de los delitos conexos. En tanto, el 83% de las víctimas de Trata con fines laborales asistidas son personas nacidas en el país; le siguen Bolivia con 5,7% y Paraguay 4,5%.

 

La Organización de las Naciones Unidas estableció el 30 julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas para concientizar sobre la situación de las víctimas de tráfico humano, y para promocionar y proteger sus derechos.