“Una vida de nómades”: Dos olavarrienses intentarán unir Ushuaia con Alaska

Se trata de Ayelén y Leandro, dos jóvenes que en octubre saldrán a bordo de la “ChePaz” para poder conocer “todo este hermoso continente”. La historia y cómo seguirlos en las redes.


“La idea no es solo viajar, sino vivir de esta manera”. Lo dicen y se ríen, la ilusión y emoción se palpa en cada palabra. Se trata de Ayelén y Leandro, dos jóvenes de Olavarría que en el próximo mes de octubre saldrán a hacia el sur del país, para desde allí llegar al otro extremo de América. “Vamos a intentar cruzar de Ushuaia a Alaska, viviendo, trabajando y conociendo todo este hermoso continente”, enfatizaron en una nota con La Mañana de Radio Universidad en FM 90.1.

 

 

“La ChePaz es nuestra casita con ruedas”, narraron. Se trata de una camioneta Van que desde hace ya más de un año ha sido reacondicionada con todas las comodidades. “Ya está en su proceso final”, señaló Leandro, “es nuestro hogar, la idea es tener una vida de nómades”, agregó Aye. Amigos, familiares, pero también especialistas de nuestra ciudad han sido quienes han dirigido sus energías pero también conocimientos para dotarla de todo lo necesario para semejante viaje.

 

Tal es así que posee paneles solares en el techo que le permiten una importante una importante “autonomía en los servicios”, según explicó Leandro. “Si queremos ir algunos días a un lugar desconectado de todo poder tener la autonomía de poder hacerlo”, completó Ayelén. Desde hace ya un tiempo crearon una cuenta en la red social Instagram (@lavidamisma_ok) donde comparten fotos y videos de cómo ha sido precisamente la puesta a punto de la camioneta y también algunos de los viajes que ya han hecho, como por ejemplo a Tandil o Claromecó.

 

 

“La idea es arrancar en octubre para aprovechar el clima, comenzar a bajar por la costa atlántica y llegar hasta Ushuaia y que nos agarre un clima lindo en el sur. Tenemos miedo de cómo el colectivo va a comportarse con el frio”, reconocieron. “La idea es aprovechar la primavera y verano para recorrer el sur tranquilos y no tener ese clima tan hostil”, completaron.

 

Luego, donde el camino los lleve. Leandro reconoce que hay una suerte de trayecto pensado, quizás con el foco en la tradicional y reconocida Ruta 40, pero con la apertura para todo aquello que surja en el trayecto. “No planificamos mucho porque una vez que estemos en el viaje quizás cambie todo”, asumieron a medida que daban cuenta que en ese primer itinerario tienen pensado cruzar a Chile

 

“Lo que en el momento nos dé ganas. No tenemos mucho planificado, la idea no es solo viajar, sino también vivir de esa manera, estar abiertos a las experiencias que vayan surgiendo, amigos que vayamos encontrando o lugares que nos vayan recomendando”, señalaron.  Obviamente la pregunta que muchos se hacen es cómo sustentar el viaje y en eso precisó Leandro: “yo trabajo con la compu, soy programador, que sería como la fija, puedo conseguir donde trabajo donde quiera, con internet ya puedo trabajar”, relató mientras refería que también toca la guitarra, además de ser reikista y hacer artesanías.

 

 

 

“Yo dejo mi trabajo completamente, no lo puedo llevar al viaje”, señaló Ayelén. A la par, detallaron que también están direccionando sus esfuerzos y energías hacia la fotografía y filmación con el objetivo de poder generar algún ingreso a través de las redes sociales. “Nos encantaría crear un lindo canal de Youtube, con contenido que sea de interés, que la gente pueda preguntarnos por Instagram, algunas cosas que quieran saber, no guía turística, pero sí algo parecido, apoyarse en nosotros, nuestra experiencia”, señalaron.

 

“Estábamos viviendo en diferentes ciudades. Yo me fui a estudiar a Buenos Aires y Aye a Tandil varios años y decidimos justo por caminos separados dejar todo, vender todos nuestros bienes materiales y volvimos a Olavarría con un fin, y ahí nos reencontramos y se unificaron esos sueños de viajar y vivir de esta manera, engancharnos en este sueño y llevarlo a cabo juntos”, finalizaron.