Comerciantes Unidos presentó una nota al Intendente: “necesitamos políticas públicas”

Pidieron mejoras tanto en la inseguridad, en los certificados de cartelería y marquesina y se posicionaron con respecto al aumento de tasas: “no es el momento adecuado para imponer ésta suba” dijeron. 


La agrupación Comerciantes Unidos presentó una nota al intendente Ezequiel Galli para “profundizar en inquietudes” que tiene el sector. Se pidieron mejoras en seguridad, hicieron referencia a la situación de los certificados de cartelería y marquesina, y se opusieron al último aumento de tasas.

 

En la nota, a la que accedió Central de Noticias, la agrupación aclaró en primera instancia que “no quisiéramos entrar en un debate político partidario ni tampoco en una mera queja civil, ninguna de éstas modalidades son costumbre de nuestra Agrupación” y además ratificaron que la intención es “la mejora de las condiciones del comercio de Olavarría, y de todas las personas que formamos ésta hermosa actividad económica que tiene impacto directo en toda la ciudad”.

 

En este sentido, hicieron el punteo anteriormente mencionado, comenzando con la inseguridad: entendieron que “es una problemática general y enorme” pero “puntualmente nos preguntamos sobre la posibilidad de retomar la patrulla municipal que, antes de la pandemia, recorría las calles y brindaba mayor seguridad a los y las vecinas, incluyendo a quienes tenemos comercio”.

 

También hicieron referencia a la Ordenanza 1251/90 “que recientemente está siendo aplicada rigurosamente. Estamos absolutamente de acuerdo con el control de las marquesinas y cartelería para evitar cualquier accidente que se pueda producir en el caso que se caigan”.

 

Sin embargo, “advertimos un abuso en el precio que se impone para lograr obtener el certificado correspondiente. Nos parecería importante que o bien puedan regular éste importe u ofrecer la inspección directamente desde la Municipalidad siendo que ya estamos abonando para obtener la habilitación del comercio”.

 

Finalmente, y en el punto donde fueron contundentes con su postura, hicieron referencia al último aumento de tasas: “Consideramos que no es el momento adecuado para imponer esta suba”.

 

“No sólo los sectores comerciales y productivos estamos en una situación económica muy complicada, sino que la gente en general también se encuentra con ingresos que no alcanzan para mantener un estilo de vida digno”.

 

En este sentido, y para cerrar la nota emitida al jefe comunal, “nos parece relevante pensar que, apostar al trabajo implica una mayor y mejor recaudación municipal en el futuro cercano. Pero necesitamos, como comerciantes y ciudadanía, la implementación de políticas públicas y empresariales de beneficios y ayudas que nos acompañen en éste contexto”.