Comenzó la campaña en Olavarría, plagada de visitas y recorridas

Sólo la niebla empañó la llegada del gobernador Kicillof, aunque igual la actividad dejó tela para cortar. El regreso de Julián Abad, y Loma Negra marca la cancha. 


Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se puede acceder y suscribir acá. Por Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

Donde prestes atención vas a ver un candidato

 

 

Los frentes Juntos y Todos ya mostraron el despliegue de sus campañas callejeras. Con los pasacalles y los corrugados respectivamente (que los dos espacios vienen usando desde campañas anteriores) salieron a posicionar los nombres de sus dirigentes. En el caso de Juntos, a los nombres de (Bruno) Cenizo y (Diego) Santilli se les pegó el de Galli, que claro que no es candidato, pero es el aval: el resultado de la elección se leerá en términos de aceptación/rechazo de su gestión. Lo mismo sucederá con todos los ejecutivos en todos los niveles, obvio. Los pasacalles no dicen el nombre del frente, algo que también es repetido de campañas anteriores. 

 

Lo contrario sucede en Todos: el nombre del frente es el sello de los carteles donde se exhibe la cara y el nombre de Maxi Wesner.

 

Como extensión de las gestiones, cada uno en su ámbito, tanto Cenizo como Wesner se han mostrado en diversas actividades. El concejal siempre (o casi) junto con Galli. El titular de Anses la mayoría de las veces, solo.

 

 

Y ayer los precandidatos locales y seccionales coparon el centro. En realidad fueron dos cuadras de la calle Vicente López donde se concentraron cuatro espacios distintos, aunque no todos a la misma hora. Las cuadras más céntricas tuvieron a “La lista de Galli” y a los radicales de “Dar el Paso”, a los referentes del Frente de Todos y a los del Frente de Izquierda. Folletos, charla, fotos. La idea en todos los casos fue mostrar “cercanía y diálogo” con la comunidad. Y después, replicarlo en redes.

 

 

En el caso de los precandidatos de Galli y de Todos, combinaron esta acción con despliegue en los barrios: stands y recorridas casa por casa se vieron ayer, que además el sábado estuvo soleado y se prestó para las propuestas al aire libre.

 

En tanto, desde la UCR, como ya te habíamos contado, siguieron durante la semana con su estrategia de recorrer primero las localidades.

 

¿Te cruzaste con algún postulante? Es muy probable que sí. ¡Están por todos lados!

 

¿Qué más tuvieron en común casi todos los precandidatos locales? Así como la semana pasada saludaron a Camila Pereyra por su participación en La Voz, esta vez saludaron a Agustín Vernice por su actuación en los Juegos Olímpicos. ¡Nosotros también te saludamos, Agustín, sos un crack! 

 

Vienen visitas, y una canceló a último momento

 

 

De la mano con lo que dijimos de que para los ejecutivos lo que está en juego es la aceptación de su gestión y un poco para compensar las visitas que no pudieron hacerse por la pandemia, en la última semana se presentaron numerosos funcionarios bonaerenses en la Séptima y también en Olavarría.

 

El miércoles vino Estela Díaz, la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad de Kicillof. Llegó con un operativo del programa nacional “Acompañar” y estuvo en numerosas actividades en Olavarría. Se sumó la coordinadora nacional del programa (del Ministerio de las Mujeres nacional, Claudia Peruginoi) al gabinete provincial. La actividad principal fue la inauguración de la sede regional de este ministerio en Olavarría.

 

 

¿Qué dejó la visita? El dato preocupante de más de 200 mujeres y disidencias que pidieron la asistencia de Acompañar con la exposición de la doble vulnerabilidad: la violencia de género y la falta de acceso a otro tipo de asistencia. Acá lo cuenta Hosanna Cazola. Y como extensión de ello, la evidencia de que la economía es el problema central: “Nos preocupa esta falta de trabajo real” dijo Díaz. En nombre de Kicillof, la ministra mostró la mirada (y el discurso) puesto en el objetivo de generar empleo: inclusión social, equidad de género y mejora económica.

 

Pocas horas después, boom: ni más ni menos que el gobernador Axel Kicillof llegaría a la ciudad para convertirse, ahora sí, en la primera visita oficial del mandatario desde su victoria en 2019. Con una agenda casi de campaña, hubo alguna que otra protesta en el Municipio porque “corresponde que de mínima tenga en cuenta al Intendente, el dirigente máximo de la ciudad”. Desde la prensa de Kicillof se reconocieron, al menos, contactos entre las prensas de cada uno “por cualquier eventualidad”. 

 

Planteaba, más allá de la agenda de campaña, un hilo interesante: sectores productivos, pero con mucho énfasis en los sectores vinculados al agro -no era casual, desde ya, la presencia del ministro de Desarrollo Agrario bonaerense- sumada claro está a la minería, rubro muy característico de Olavarría. Es un dato que obviamente se va con la no llegada, pero que viene bien prestar atención de cara a lo inminente, que es que Axel pague su deuda en materia de visitas.

 

Sin embargo…en lo que bien podría catalogarse como un homenaje a la niebla randazzista de 2015, las condiciones climatológicas impidieron que el mandatario provincial llegue a la ciudad. “En Olavarría está feo, pero en La Plata estaba lloviznando, para viajar en avión es imposible” sentenciaron desde Provincia. Nada de riesgos, todo se puede posponer. Dicen que hay algo que le molesta mucho al mandatario: que le cambien los planes. ¡Se olvidaron de avisarle al clima!

 

24 de marzo de 2021. El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezo en el anuncio de proyectos de Ley en el Salón Dorado acompañado por la vicegobernadora Magario, el secretario gral. Thea y el ministro de justicia Alak.
Foto: Mariano Sanda

 

Kicillof, minutos después de conocer la suspensión, habló con 98POP y señaló casi con seguridad que la visita se reprogramaría para la semana venidera. Recuerden la agenda y ver qué se repite y qué no: importante reunión con empresarios y sectores productivos locales, recorrida por una Facultad, y recorrida -y diálogo con los medios- en la repavimentación de avenida Ituzaingó, obra realizada con fondos provinciales.

 

¿Quién justo justo justo comunicó una recorrida por esa zona, ese día? Sí, el Intendente Galli. 

 

La reaparición de Julián Abad

 

 

¿Se acuerdan que algunas ediciones atrás hablábamos de la cercanía del empresario (y coqueto con la política) Julián Abad con el Frente de Todos, de una u otra forma? Pues bien, para muestras sobraron botones esta semana. 

 

La primera, casi como una inauguración de la campaña de Maximiliano Wesner, fue la visita del precandidato a… El Quebracho, corralón cuyo dueño es Abad. Lo curioso, más allá de mostrar la cercanía de Wesner con los sectores productivos, es el particular protagonismo que tomó el empresario en el producto audiovisual. 

 

La segunda se vio en la visita trunca del gobernador Kicillof a la ciudad: la reunión se realizó de igual modo (e incluso tuvo presencias importantes, como el Ministro de Desarrollo Agrario Javier Rodríguez y el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Federico Otermin) y allí cobró visibilidad Abad, obviamente en conjunto con otras instituciones como la Unión Industrial, que tuvo mucha presencia y participación en el encuentro.

 

Pero Abad es Abad. Un hombre que siempre miró de reojo la política, lideró la Cámara Empresaria y estuvo ligado históricamente a Mauricio Macri. Pues bien, en reuniones tiempo atrás no ocultó la decepción que le generó la aventura presidencial del ingenierio y ex presidente de Boca e incluso, de la aceptación y la apuesta por Alberto Fernández en la presidencia. 

 

En el prisma de sentimientos, se enfoca el enojo

 

 

Desde el Frente Vamos con Vos, de Randazzo, ya tomaron la posta con los spots de campaña. Durante esta semana dejaron doble lanzamiento y en ambos casos se repite la cuestión de “mostrar intimidad”, aunque con ejes muy diferentes.

 

Los primeros que trascendieron son los de Randazzo hablando con “un ciudadano” en una charla mano a mano. El periodista Sergio Di Pino dejó un análisis con varios aspectos comunicacionales de esas piezas. Lo que le sumamos desde VAF es la lectura del tono: el candidato está enojado y así se muestra en una conversación donde, el interlocutor (toda la ciudadanía, al menos la bonaerense) está igualmente enojada y harta.

 

Busca sacar el máximo provecho de ese clima, ya que el enojo -medido en las encuestas nacionales, incluso- es tanto con el oficialismo como con la oposición. Los “verdaderos problemas” (la inflación, el desempleo, la salud) no se solucionan y además recrudecen. Ni el oficialismo actual, ni el anterior pudo solucionarlos. Y esa es la oportunidad que busca aprovechar Randazzo con su tercera vía, fuera de la polarización: lograr la identificación de un elector que está tan cansado como él de “Mauricio, Cristina y Massa” y no está “ni de un lado ni del otro”.

 

El segundo lanzamiento fue el regreso del publicista Ramiro Agulla para trabajar con Randazzo: se emitirá en los medios desde hoy, pero hace un par de días que ya genera conversación en redes. Se recrea el supuesto diálogo que en 2015 derivó en la ruptura del entonces ministro de Transporte con Cristina Fernández por la candidatura presidencial. Nuevamente el elector se mete en la intimidad, pero esta vez de Randazzo y Cristina. Ahí la enojada es la actual vicepresidenta, verdadera protagonista en negativo del spot.

 

Para esta campaña habrá un tercer spot de Randazzo donde contará su pasado como … jugador de básquet.

 

Loma Negra, sus anuncios y sus proyecciones

 

 

Durante la semana estuvo Sergio Faifman en la ciudad. Con un montón de temas interesantes pero con un anuncio en particular: la planta de L’Amalí II estará lista durante el mes de septiembre. ¿Cuándo se inaugurará? Por ahora no hay fecha estimativa. 

 

“Son obras tan importantes que a eso lo va a definir el gobierno” definió un asesor que dialogó, tras el encuentro, con este newsletter. La inversión es muy fuerte -350 millones de dólares, quizás la inversión más importante en el país de los últimos años- y en la foto cortando la cinta se espera, ni más ni menos, que al Presidente de la Nación. Así como cuando estuvo Macri, y por videoconferencia Alberto. Subrayado doble y con resaltador: así de importante. 

 

Pero además, en el encuentro con periodistas locales hubo datos, cifras, preocupaciones y proyecciones. Primero y principal el interrogante de si la suba en las cifras vinculadas al consumo de cemento y crecimiento de la construcción es la punta del iceberg de la recuperación definitiva, o si se trata de un repunte por la campaña.

 

“Por lo general en esta época se llena de obras chicas que te mueven la construcción, pero después se para todo” expresó Faifman. “Entendemos y obviamente es la decisión que toma la política: llenar las ciudades con obras más chicas y posponer cambios más estructurales e importantes”. ¿Qué ejemplo utilizó? El no uso de hormigón en las rutas. 

 

Confirmaron que “regularán la producción” apagando, reparando y manteniendo los hornos “listos” para cuando la demanda así lo requiera, y señaló que este modo de trabajo evitará, además, despedir trabajadores, dato que Faifman enfatizó varias veces: “no hubo despidos masivos en nuestra empresa”. 

 

La duda pasa, obviamente, por tamaña inversión para tan complejo momento en la Argentina: “L’Amalí II nos permitirá producir un 40% más de cemento pero en un contexto de consumo menor al de 2017 (cuando empezó esta obra)” dijo Faifman. Ante eso, se insistió en la estrategia de “apagar y mantener hornos” preparados para el repunte. 

 

Con respecto a la relación con la dirigencia política, se destacó un buen diálogo con el gobierno local, provincial y sobre todo nacional. “Con el Intendente tenemos charlas frecuentes, es un constante ida y vuelta con propuestas y contrapropuestas para poder trabajar en conjunto” mismo caso con la Provincia: “con Federico Aguilera y César Valicenti tenemos reuniones y escuchamos los deseos de la Provincia. A veces hay cosas muy descabelladas, otras que escuchamos y otras que gustosos acompañamos. Somos muy respetuosos de este tipo de diálogo” dijo Faifman.

 

 

Su postura actual es la de “estar expectante”: “primero tendremos que ver cómo pasan las elecciones, cómo se acomoda todo y esperar que los anuncios hechos por el presidente como los planes de vivienda, de importantes obras, las estructurales, comiencen a desarrollarse” cerró el CEO de Loma Negra, que busca marcar agenda con prudencia pero con una postura firme. 

 

Finalmente, arrojó un dato peculiar pero que acalla los famosos rumores de “¿qué pasará con Olavarría cuando se termine la piedra?”: según Faifman, hay piedra para explotar por los próximos 700 años seguro, e incluso proyectó otros 300 en base a investigaciones por hacer y canteras que restan explotar.

 

Uno entiende que la minería va en un sentido bastante favorable al medio ambiente, pero sacar tanta piedra, dentro de muchos años… “igual es un problema que no tendrán ni nuestros hijos, nietos ni bisnietos” dijo un colega entre risas. 

 

Un extracto

 

Estos temas, y otros más de la actualidad del ámbito político local, se publicaron en la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes –en esta edición, “Apostillas de un cierre de listas con sobredosis de rosca” – que escriben semanalmente Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La publicación es gratuita, sale todos los domingos a la mañana. La edición completa acá y la suscripción está abierta aquí.