“El cierre de Cumelen deja en evidencia el fracaso de la política deshumanizada y retrograda”

El MTE-Vientos de Libertad puso de manifiesto “la necesidad de discutir urgente el abordaje de las problemáticas de consumo” y pidió, tras el cierre del Programa, “la necesidad de un nuevo espacio de abordaje comunitario”. El trabajo de la agrupación en el tema. 


Tras la confirmación del cierre de la comunidad terapéutica Cumelen, el MTE-Vientos de Libertad emitió un comunicado lamentándose las circunstancias en las que se vio envuelta el Programa para el cierre, “con un comunicado de la Comisión Provincial por la Memoria que nos genera muchísimo dolor”.

 

Señalaron que los casos vividos dentro del programa denunciados “pone de manifiesto la necesidad de discutir urgente el abordaje de las problemáticas de consumo”.

 

El MTE destacó que se encuentran trabajando en la ciudad y sufriendo junto a nuestros compañeros y compañeras, a nuestros pibes y pibas la falta de políticas públicas municipales con respecto al tema, trabajando todos los días con un equipo interdisciplinario en nuestras unidades productivas, en nuestros barrios desde un abordaje integral”.

 

En ese sentido, manifestaron “luchar contra la retrograda política de salud pública y privada que sólo intoxica de pastillas a lxs pibxs sin ningún dispositivo de contención, tratando de instalar una alternativa para los que atraviesan la problemática del consumo, para que puedan transformar sus vidas, desde una mirada integral y comunitaria, restituyendo derechos y generando procesos para un proyecto de vida saludable y de buen vivir”.

 

“El cierre de Cumelen deja en evidencia el fracaso de esta política deshumanizada y retrograda, cuantas cosas más tienen que pasar para reflexionar estructuras y dinámicas que vienen teniendo los dispositivos no funcionan”.

 

Pero además, según sus dichos, “deja de manifiesto la necesidad de un nuevo espacio de abordaje comunitario, que salve a nuestrxs pibxs del infierno del consumo, un nuevo espacio donde confluya el estado con las organizaciones populares que venimos trabajando desde hace tiempo con una nueva mirada”.

 

Para cerrar, denunciaron que “Olavarría está padeciendo muy fuerte la problemática de consumo”, y ante “la terrible desidia del Estado creemos fundamental la construcción de un nuevo espacio de abordaje comunitario local, que una de las cuestiones fundamentales a tener en cuenta es el desapego territorial que sufren nuestros pibes que tienen que irse a cientos de kilómetros para realizar un proceso de sanación, un espacio que abrace y no criminalice, un espacio que contenga y no excluya” finalizaron.