Facundo Manes: “La gente no cree en nada, los argentinos no creen en la política”

En conferencia de prensa, Facundo Manes llamó a “recuperar la esperanza” mediante la política. “El gran desafío es tratar de revertir esa frustración, esa apatía en esperanza”.


Con frases contundentes, con un “cambio radical” en la forma de ver la política actual, y con una propuesta casi desde la ciencia al 100%, el precandidato a diputado nacional por “Dar el Paso”, Facundo Manes, dialogó con los medios presentes en su visita a Olavarría.

 

Visiblemente emocionado por el recibimiento que tuvo del público presente en el Paseo Jesús Mendía, destacó que “es difícil vivir en un país donde la corrupción es la norma. Nos acostumbramos a los escándalos”.

 

“Estoy acá por eso, discúlpenme la emoción (se limpia las lágrimas). Lo que recibo desde que decidí animarme a dar el paso es una sociedad frustrada, resignada. Y el gran desafío es tratar de revertir esa frustración, esa apatía en esperanza”.

 

Destacó que además de ser “bien administrada”, la Argentina “necesita ser inspirada, a la prosperidad, a lo moderno, al siglo XXI, estamos cada vez más desfasados del mundo. El mundo cambió, nos puede gustar o no, pero hoy se basa en la educación, en la ciencia, la tecnología, en los recursos que generan las mentes de las personas”.

 

“Si Argentina quiere competir en un mundo competitivo, globalizado, interconectado, va a tener que estimular el cerebro del ciudadano. Con salud, con nutrición en los chicos, con educación de calidad, con instituciones fuertes, racionalidad económica, ciencia, tecnología. Y no estamos discutiendo esto, estamos discutiendo peleas entre políticos, el pasado”.

 

Destacó que a nivel personal “lo que me produce la gente es una gran responsabilidad de aportar mi granito de arena para catalizar una dinámica que veo que no tiene techo. No importa lo que pase conmigo, esto no tiene techo, es una salida por arriba del laberinto”.

 

Volvió a hacer mención a la frustración en materia laboral dado que “tiene dos problemas económicos fundamentales: la falta de confianza, no creemos en nosotros, ni afuera tampoco. Y la falta de productividad. Pensamos que somos un país rico y no lo somos, es una de las mentiras con las que crecimos”.

 

 

“Como muchos de ustedes pensé que Argentina era rica en recursos naturales, no lo somos tanto como pensamos per cápita. Y los recursos naturales no son la economía del mundo, es el conocimiento. Y también crecí pensando en que estamos en vía de desarrollo, y no lo estamos: estamos en vías de desdesarrollo. Todas las variables económicas, sociales, educativas van para abajo. Es uno de los pocos países que sin guerra involuciona. Claramente tenemos que fomentar el trabajo”.

 

Destacó, en concreto, que habrá que “elaborar una Ley de Emergencia laboral para la pospandemia, para contratar gente. Todo esto tiene que ser en el marco de un proyecto de país. Y no se cambia solamente con una Ley, con funcionarios que le darán trabajo a la gente. Entender que la economía del mundo genera la creatividad, innovación. Y en ese marco tenemos que discutir qué país queremos en el futuro. Acá no hay proyecto de país. La Argentina cambia cada cuatro años, o cada menos, y va con políticas pendulares. Tenemos que hacer acordar de 60, 70% de las fuerzas políticas un proyecto de país de cara a la posteridad”.

 

Ante la consulta acerca de la falta de confianza en nuevos proyectos y la política en general, Manes fue contundente: “La gente no cree en nada, los argentinos no creen en la política, en las instituciones, en el periodismo, en la educación como motor de desarrollo”.

 

Recordó su adolescencia en Salto, donde nació y creció “y nadie me lo había dicho, y no nací en una elite social, económica, mi vieja apenas terminó sexto grado. Pero yo sabía, porque el país, el contexto me lo dijo, que si trabajaba, estudiaba y era honesto iba a progresar. Y así fue”.

 

Ese país, expresó, “no existe más. El gran desafío es convertir una sociedad apática, frustrada, con bronca, en una sociedad con esperanza. Y la única manera no va a ser de una persona, un partido político, una coalición. La única forma es ir detrás de un propósito común: que no nos rindamos, que no renunciemos a Argentina, que demos el paso como muchos que damos acá”.

 

 

Y habló de la “Dar el Paso”: “Esto no es un movimiento de un partido político, acá está el Pro, el ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el peronismo con Joaquín De La Torre, el progresismo, el radicalismo, están los ciudadanos como yo que dimos el paso. Necesitamos que nos fusionemos como un todo, y tengamos un propósito en común”.

 

“Sé que la mayoría se siente abandonada, resignada, la mayoría se siente huérfana y no representada. Pero estoy seguro que si nos unimos, podemos salir mejores y más resilientes que antes”.

 

Además, criticó con dureza la imagen del presidente en el cumpleaños de su esposa, Fabiola Yañez: “Hay una gran apatía, pero también una gran inmoralidad, fíjese la foto del presidente no cumpliendo con la norma del decreto que él mismo firmó con 110 mil muertos en Argentina por el COVID, por el personal de salud que dio la vida combatiendo la pandemia, hoy fui a un comercio y hablé con Leo, que fue resiliente y trabajó junto a sus empleados para mantener su negocio gastronómico, miles que no pudieron despedir a sus seres queridos, y esa foto es no sólo de un delito, es la foto de la inmoralidad, de la falta de inmoralidad. La única forma es castigar con el voto” cerró.