Entre junio y agosto se iniciaron más de 200 causas por Violencia de Género

El relevamiento al que accedió Central de Noticias comprende desde el 15 de junio hasta el último jueves 19 del corriente mes. En ese lapso, además, fueron detenidas 14 personas.


Fue con el inicio del pasado mes de abril que Olavarría y la región, dado que el marco de acción incluye también a La Madrid y Laprida, pasó a tener de una fiscalía especializada en Violencia Familiar y de Género. La complejidad, el número y la particularidad para su abordaje que requieren este tipo de episodios hizo que el fiscal General Marcelo Sobrino reactivara la idea y dotara al Ministerio Público de esta dependencia, que tiene como titular a la fiscal olavarriense Viviana Beytía, quien ya venía trabajando al respecto al ser la titular de la Secretaría de Violencia de Género, que a su vez posee como coordinadora a la doctora Verónica Colombo.

 

Ambas son parte actualmente de la UFI 5, que entre sus líneas mantiene a varios de quienes integraron previamente la UFI 10. Tal como se detalló en este portal semanas atrás, en sus dos primeros meses de gestión esa dependencia ya había iniciado más de 200 causas, una tendencia que claramente se sostiene a partir de los datos a los que accedió Central de Noticias en las últimas horas.

 

 

Desde el pasado 15 de junio al último jueves 19 se iniciaron 231 nuevas causas por Violencia Familiar o de Género, un registro muy parecido al del bimestre anterior (223), lo que arroja un promedio de más de 3 IPP (Instrucción Pena Preparatoria) por día.

 

En ese mismo lapso de tiempo se llevaron adelante 34 audiencias en términos del artículo 308 del Código Procesal Penal, ocasión que no sólo sirve para que los acusados den su versión de los hechos y sean indagados, sino que también queden formalmente imputados por los hechos.

 

 

A la par, en esos dos meses 23 causas fueron elevadas a juicio al verse finalizada, precisamente, la etapa preparatoria o de investigación. Y si de debates hablamos, uno de los datos más resonantes es que 14 personas fueron condenadas por delitos de esta índole.

 

Por último, pero no menos relevante, es que también fueron 14 las personas detenidas desde mediados de junio a la fecha por este tipo de episodios. Algunos de los casos más recientes merecen su mención y detalle, al menos en la concurrencia de delitos para dar cuenta de la gravedad de los mismos.

 

 

Una de esas capturas corresponde a un hombre que se le siguen imputaciones por privación ilegal de la libertad, tanto simple como agravada, al igual que las amenazas, sumado a tres hechos de coacción, todo en un contexto de violencia de género. Otro de esos casos corresponde a un hombre sobre el que recaía una condena en suspenso pero que igualmente cometió reiterados hechos en contexto de violencia de género, los que fueron tipificados como “lesiones leves agravadas (dos hechos)”,  amenazas agravadas y coacción simple.

 

El detalle de los hechos reciente permite ver no solo esas figuras delictivas, sino también en concurso con otras tales como violación de domicilio, hurto, robo y desobediencias, por mencionar algunos episodios que se han dado no solo en Olavarría, sino también en La Madrid, por dar ejemplos.

 

Fuente: Ministerio Público de la Defensa de la República Argentina

 

Tal como se ha aludido en reiteradas ocasiones, el dato a tener en cuenta en este tipo de hechos es que los delitos enumerados previamente no se traducen en figuras detenibles, sino que es el también referido contexto de violencia de género, ademas de las capacitaciones a los funcionarios judiciales, lo que permite que se lleven adelante medidas tales como detenciones y condenas de efectivo cumplimiento. Los acuerdos y convenciones a los que ha adherido la Justicia Nacional son las que dan marco a este tipo de resoluciones.

 

Por último, se puso nuevamente el acento en la importancia del trabajo coordinado y concatenado desde diversas instituciones. Para las sentencias o detenciones aludidas previamente es necesaria también la formación en perspectiva de género de instancias superiores, como lo pueden ser los Juzgado de Garantías o el Juzgado Correccional a la hora de definir una sentencia, pero también eso sucede en el abordaje e intervención previa que se realiza desde el Juzgado de Familia. También se mencionó a la Dirección de Políticas de Género, al Servicio Local, Casa Popular Valeria, comisaría De la Mujer y la Familia, Centro de Monitoreo y Estación de Policía Departamental de Olavarría.