Formalizaron las detenciones de dos hombres acusados de venta de drogas

Las resoluciones se dieron a conocer en las últimas horas, ambas a pedido del fiscal en estupefacientes, el doctor Lucas Moyano.


Dos olavarrienses acusados por venta de estupefacientes seguirán tras las rejas. Inclusive, según logró conocer Central de Noticias, en las últimas horas uno de ellos fue remitido a la Unidad Penal N° 38 de Sierra Chica. Todo responde a que desde el Juzgado de Garantías fueron acompañados sendos planteos para convertir en detención las respectivas aprehensiones.

 

En orden cronológico, la primera resolución se vincula al procedimiento que días atrás fue llevado adelante por personal de la División Unidad Operativa Federal local, en torno a un vehículo que fue interceptado y requisado sobre 9 de Julio a metros del cruce con Belgrano, en pleno microcentro local.

 

 

De acuerdo con lo que se detalló el día de los hechos, el hombre fue sorprendido en plena venta de estupefacientes desde su vehículo particular. Se agregó que sus movimientos eran seguidos desde la Justicia y policía Federal desde hacía ya algunas semanas. Lo concreto es que el procedimiento dio lugar a otros allanamientos. El saldo total fue el secuestro de cocaína, medicamentos y telefonía celular.

 

Tras ser remitido a la sede local de policía Federal, en las últimas horas se concretó su traslado a la mencionada sede carcelaria de la localidad olavarriense. Cada una de las medidas contaron con el aval de la jueza de Garantías Fabiana San Román.

 

 

La situación más reciente se vincula con el operativo que se llevó a cabo en un domicilio del barrio CECO, donde agentes de la división de Drogas Ilícitas de la policía Bonaerense secuestraron, entre otros elementos, “microdosis” de LSD, además de cocaína y marihuana, situación que se tradujo en la captura de un hombre de 40 años. Central de Noticias logro conocer que además se le imputó al acusado un hecho del 2016,  que se derivó también de procedimiento con saldo positivo en cuanto al hallazgo de drogas ilícitas.

 

Es por ello que afronta una acusación por “tenencias de estupefacientes en dosis fraccionadas para el consumidor (dos hechos)”, figura por la que el fiscal Lucas Moyano requirió la conversión en detención, planteo que fue acompañado por el juez de Garantías Carlos Villamarín.