Mes de la niñez: “La respuesta ha sido más que satisfactoria”

Así lo analizó Diego Robbiani, en el marco de las actividades que se han llevado a cabo durante los fines de semana de agosto. Este domingo será el cierre con más eventos y sorteos.


“Estamos muy contentos porque la respuesta ha sido más que satisfactoria”. De esa manera Diego Robbiani, el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida analizó una nueva jornada enmarcada en el mes de niñez, las actividades que se han desplegado durante todo el mes de agosto, en conjunto con MANO y Radio Sapiens.

 

La Sala del Teatro Municipal fue sede de diferentes espectáculos artísticos –con la presencia de gran cantidad de público– y también hubo propuestas en barrios como Eucaliptus, Belén, Trabajadores, El Progreso, Pickelado, y también en las localidades del Partido. Al respecto, el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani se mostró “agradecido y feliz por los festejos que realizamos durante todo el mes. Este domingo, el cierre será el corolario de mucho trabajo en equipo, pensado íntegramente para hacer felices a los niños”.

 

 

Asimismo recordó que “por el contexto epidemiológico no pudimos hacer la gran fiesta del Día del Niño de todos los años, pero con MANO y Radio Sapiens llevamos alegría a los distintos barrios y localidades del Partido de Olavarría, trabajando codo a codo para que puedan tener esta celebración especial. Agradezco a todos quienes formaron parte de esta propuesta: las empresas que nos acompañaron, a la radio, a MANO, al equipo de la Subsecretaría de Cultura y los jóvenes de Políticas de Juventud del Municipio que no dudaron en sumarse con nosotros”.

 

“Fue una propuesta pensada para los niños y las familias, con artistas de nuestras Escuelas Municipales en la sala del Teatro Municipal, con la presencia del Ballet Folclórico, las Rockísticas, la Orquesta Escuela, la Banda Juvenil y la asistencia de cientos de niños de los Centros de Día. La verdad que estamos muy contentos porque la respuesta ha sido más que satisfactoria. Ver la sonrisa de un niño es el mejor regalo que podemos tener cuando hacemos este tipo de actividades”, concluyó Robbiani.