En octubre vuelven las “24 horas de Innovación FIO”

Este año será con formato extendido del 12 al 25 de octubre y con trabajo remoto.


Pasillos de la Facultad de Ingeniería repletos de adolescentes, capacitaciones a las 3 de la mañana, entrega de propuestas contra reloj. Esas imágenes, que conformaron el inolvidable paisaje de las “24 horas de Innovación” durante cinco años y diez ediciones, se volvieron impensables en 2020.

 

 

La situación sanitaria ha remitido en el corriente año, pero no lo suficiente como para pensar en el retorno de ese histórico formato.

 

 

La gente del Centro de Desarrollo Emprendedor e Innovación (CDEI) como parte de la FIO, la Secretaría de Desarrollo por la Municipalidad de Olavarría, y la Fundación Loma Negra, impulsores y protagonistas del éxito que significó el evento, pusieron su poder de innovación para reflotarlo en 2021.

 

 

Después de arduo trabajo, ha surgido un formato reconvertido, que busca sostener los logros alcanzados en su historia reciente: contribuir significativamente a la búsqueda y desarrollo de soluciones eficaces a las problemáticas de nuestra sociedad local.

 

 

Cambio de formato

 

En su formato clásico, las “24 horas de innovación FIO” reunían en las instalaciones de la FIO a un conjunto de estudiantes del último tramo de la escuela secundaria; allí, se les planteaban problemas ofrecidos por instituciones y organizaciones olavarrienses, disponiendo de un día completo para hallar, en equipo, soluciones creativas y posibles a esos desafíos.

 

 

En el formato 2021 se apostará al trabajo remoto, extendiendo esas 24 horas a catorce días (del 12 al 25 de octubre). Se sostendrá la estructura de equipos para el hallazgo de propuestas, así como las actividades de capacitación y formación en habilidades blandas y conocimientos técnicos.

 

 

La organización del evento buscará así preservar la obtención de los resultados que dieron origen al evento:

 

– Fomentar la cultura emprendedora y la innovación en estudiantes secundarios.

 

– Estimular la interrelación entre estudiantes secundarios con la Facultad de Ingeniería y los distintos protagonistas del tejido socioproductivo local.

 

– Desarrollar competencias emprendedoras e innovadoras, aplicables en el ámbito personal, académico o laboral.

 

En los próximos días se establecerá contacto con los colegios secundarios, y se brindarán más precisiones acerca de los detalles organizativos.