Pesar por la muerte del reconocido antropólogo y docente Hugo Ratier

“La antropología está de luto” se titula el documento emitido desde la Facultad de Ciencias Sociales local, en la cual fue uno de los mentores de la carrera de antropología.


Desde el Departamento de Antropología Social, la Maestría en Antropología y el Núcleo Regional de Estudios Socioculturales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Unicen se emitió un comunicado en recuerdo y reconocimiento de Hugo Ratier, quien falleció en las últimas horas.

 

“La antropología está de luto” se titula el documento que fue enviado a los medios a la par que se lo reconoce como “organizador” de las carreras de la Casa de Altos Estudios con sede en el Complejo Universitario local. “En el día de hoy, el Departamento de Antropología Social, la Maestría en Antropología Social y el Núcleo Regional de Estudios Socioculturales (NuRES) de la Facultad de Ciencias Sociales de Olavarría han tomado conocimiento del lamentable fallecimiento de uno de los mentores y organizadores de las carreras de antropología en esta casa de altos estudios, desde sus inicios en 1988. Se trata de Hugo Ratier, antropólogo, formador de antropólogos y antropólogas y referente de la antropología social”, inicia ese documento.

 

En el mismo se enfatiza que “desde la década de 1960 en adelante, ese camino marcó su trayectoria profesional. Se constituyó en uno de los primeros egresados de la carrera de Ciencias Antropológicas de la UBA, en 1964. Integró el cuerpo docente de la carrera de Antropología de la Universidad Nacional de Mar del Plata, la que luego fue cerrada definitivamente durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica de la Argentina. En 1972 actuó como socio fundador del Colegio de Graduados en Antropología de la República Argentina. Entre los años 1973 y 1976 dirigió la carrera de Antropología en la UBA hasta su exilio externo en Brasil, donde permaneció durante ocho años, aunque ejerciendo su profesión y doctorándose en el Museo Nacional de Río de Janeiro”.

 

 

“Desde su vuelta a la Argentina, en 1985, se reincorporó a la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y arribó a nuestra ciudad como director del Área Sociocultural del Instituto de Investigaciones Antropológicas de Olavarría (IIAO). Fundó el NADAR, Núcleo Argentino de Antropología Rural, y fue el gestor del Primer Congreso Argentino de Antropología Rural, realizado en Olavarría y donde participaron investigadores y estudiantes de Argentina, Brasil, México, Venezuela, marcando un hito en el resurgimiento de la disciplina en nuestro país. Dos años después, fue protagonista en la fundación de la Carrera de Antropología con sus dos orientaciones, social y arqueológica, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), la que lo tuvo como director y profesor”, añade el documento.

 

A la par se agregó que “a lo largo de estos años desarrolló una activa tarea de investigación, acompañando a estudiantes y graduados en reflexiones y en ‘el trabajo de campo en el campo’, como le gustaba decir. En este aspecto, se destaca su trabajo en los pueblos rurales bonaerenses, caracterizado por la inmersión en ese medio durante largos períodos, siempre formando equipos con colegas y estudiantes de UBA y UNICEN. Esta modalidad le permitió penetrar en aspectos hasta entonces poco conocidos de la vida rural y ‘privilegiar la perspectiva del actor para captar la vida pueblerina’. Hugo Ratier, etnógrafo, registró la realidad vivida en esos pueblos en contextos emergentes de crisis”.

 

“Luego de su jubilación fue distinguido como Profesor Emérito por la UNICEN, colaboró con el NuRES dirigiendo becarios y doctorandos, así como también con  la Maestría en Antropología Social, como miembro honorífico del Comité Académico de la misma. Hugo Ratier, docente, colega y amigo, enseñó e invitó a transitar caminos que conducen a descubrir los secretos que esconden las problemáticas socialesabstractas en la vida de las personas comunes”, concluyeron.