Planes económicos en disputa y demostraciones de fuerza

Las voces que se alzaron en la semana en contra del veto de Galli a la exención impositiva para pymes. La Casa del Trabajador, el “movimiento obrero” y la puerta hacia el 17 de octubre. La campaña en reorganización para noviembre.


Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se puede acceder y suscribir acáPor Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La agenda económica

 

Desde Nación hubo anuncios con la suba del salario mínimo y la suba del piso de aporte del Impuesto a las Ganancias, además comenzaron las explicaciones del Presupuesto 2022 empezando por las tarifas de servicios públicos previstas y la eliminación de retenciones a exportaciones de servicios. Más allá del contenido puntual, fueron mensajes y conversaciones dirigidas hacia y con las clases más bajas, hacia el sector medio un poco más acomodado, al sector medio bajo y a empresarios.

 

Aumento de dinero en los bolsillos de muchísima gente y también suba de ingresos para el “segundo complejo exportador” del país. Claro que pensamos lo mismo que vos: aumento de dinero en mano no es necesariamente aumento de poder adquisitivo.

 

Desde la oposición nacional también hubo contribución al debate económico. Uno de los temas de la semana fue el proyecto de Martín Lousteau para eliminar las indemnizaciones por despidos.

Además se conocieron los informes de mercado de trabajo del segundo trimestre del año, el índice de precios mayoristas (spoiler: subió más que el índice de precios al consumidor), el costo de la construcción, el informe de exportaciones e importaciones, los resultados del producto interno bruto del segundo trimestre, entre otros. Una ensalada de números que muestran una economía con ciertas mejoras respecto de 2019, pero aún moderadas.

 

Y Olavarría, obviamente, no fue ajena: también en nuestra ciudad la “agenda económica” cobró más relevancia y muchos sectores salieron a pronunciarse y mostrar sus opiniones. Incluso, a mostrar su fuerza. Vamos por temas.

 

Voces en contra del veto

 

Hace 10 días que se conoció el decreto del intendente que vetó la eximición de 50% en la Tasa de Seguridad e Higiene durante todo 2021 para monotributistas que hubieran facturado hasta 36 millones de pesos. La ordenanza, a propuesta del Frente de Todos, se había votado por mayoría el 26 de agosto en el HCD. La semana pasada ya mencionamos este tema y citamos la respuesta de Ubaldo García, uno de los autores del proyecto.

 

Lo que pasó esta semana es que se sumaron al debate Comerciantes Unidos y la Unión Industrial de Olavarría. Fuertes declaraciones con durísimos cuestionamientos al Municipio. “Estamos solos, solamente nos exprimen cada centavo”, dijeron los primeros. “Nos es difícil entender el porqué de este veto a una acción que demostraría el apoyo al sector que sostiene el presupuesto municipal olavarriense” sostuvieron los industriales. Además, citaron los datos de recaudación de Seguridad e Higiene de los primeros 8 meses de 2020 y de 2021 para concluir en que la recaudación no sólo no se vio afectada, sino que aumentó y hasta superó el índice de inflación interanual.

 

 

Las dos instituciones tuvieron en común el pedido de “un alivio” al Ejecutivo. Es claro que ninguna empresa va a salvarse ni a dejar de hacerlo por un descuento en la tasa municipal. Es cierto tampoco que para las arcas municipales, la eximición no representa una afectación grave. Con esa lectura en mente, los representantes de comerciantes e industriales consideraron que la eximición sería “un gesto” de Ezequiel Galli, un “tener en cuenta”.

 

Pero no quedó ahí. El jueves sesionó el Concejo Deliberante y uno de los proyectos tratado (y aprobado) fue la ordenanza de convalidación de …. la eximición de 50% de la Tasa de Seguridad e Higiene que aplicó el Ejecutivo.

 

No hace falta que vuelvas a leer. Entendiste bien. Ezequiel Galli sí impulsó y aplicó por decreto un beneficio para pymes, pero muy distinto del que propuso el Frente de Todos. Se aplicó por dos meses (junio y julio 2021) y alcanzó a contribuyentes de la categoría 1 y a los que facturaron hasta 20 millones de pesos. Y ya cuando se presentó esta iniciativa, algunas voces del sector comercial dejaron saber su “disconformidad” porque consideraron insuficiente este descuento.

 

 

Durante el tratamiento del tema, Celeste Arouxet (Ahora Olavarría), y Ubaldo García y Juan Sánchez (Frente de Todos) volvieron sobre el decreto de veto, a pesar de que no estaba en debate concretamente. “Tenemos que entender que cuando el otro presenta algo que está bien hay que acompañarlo” dijo la concejal y contadora. “Cuando las iniciativas no son realizadas por el bloque oficialista o por el intendente municipal no se acompañan. Y ese egoísmo político traducido en el veto perjudica claramente a los ciudadanos, a los emprendedores y a los que han sufrido la baja en la productividad en este último tiempo” cerró Sánchez.

 

“No daremos un paso atrás” 

 

Fue sorpresivo y un regreso de las reuniones con gran número de asistentesla Casa del Trabajador convocó a cerca de 20 sindicatos a un acto en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno para adelantar el rechazo al proyecto de eliminación de indemnizaciones para trabajadores.

Es una consecuencia directa del resultado electoral adverso en casi todas las provincias para el Frente de Todos: el avance de Juntos deja a la oposición con serias chances de quedarse con la mayoría en el Congreso y esta iniciativa podría avanzar incluso hasta la aprobación.

 

Estela Peralta (Suteryh) -la única dirigente mujer en la mesa cabecera de la reunión-, Alejandro Santillan (AOMA), Claudio Molina (SMATA) y Ezequiel Collado (Sindicato de Trabajadores del Vidrio y coordinador de la Casa del Trabajador) fueron los oradores del encuentro. “No estamos dispuestos a que nos quiten derechos. No daremos un paso atrás ante cualquier intento de avance en contra de los derechos laborales” se leyó en el comunicado donde se expuso el cuestionamiento a partir del uso del concepto “flexibilización”.

El plenario sirvió para mostrar una imagen de unidad del “movimiento obrero” como hace tiempo no se veía en Olavarría. Incluyó además una convocatoria a más sindicatos para sumarse a la lucha. Y un adelanto de lo que será el acto del 17 de octubre“Ojalá nos encontremos el 17 con más gremios en esta mesa” gritó Santillán al cierre del encuentro. Bombos y aplausos taparon todo otro sonido en la sede de Mariano Moreno que vio el regreso de los actos sindicales “masivos”.

 

Pero sí hubo voces a favor de la discusión de la indemnización por despido“Estamos necesitando algún nivel de flexibilidad distinta al que tenemos” planteó el empresario Mauro Vecchio, integrante también de la Unión Industrial de Olavarría. Apuntó a la antigüedad de la legislación vigente y afirmó que apoya la protección de los derechos laborales “con la flexibilidad necesaria“.

 

 

Recalculando

 

Durante los últimos días, los espacios que pasaron las PASO y competirán en noviembre comenzaron a delinear sus estrategias. Si bien hay aspectos fuertemente relacionados con las definiciones “de arriba”, como adelantamos la semana pasada, se viene una campaña más localizada con énfasis en el distrito, la región y los candidatos locales.

 

Para “analizar el resultado”, el Pro bonaerense hizo una reunión de intendentes en la que estuvo Ezequiel Galli y asistieron Rodríguez Larreta y Santilli. Fue una continuidad de la reunión de Juntos nacional, que habían organizado Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo, y de donde salió la “foto de familia”, para subrayar la unidad opositora.

 

 

Por otro lado, el viernes Ezequiel Galli se reunió con Alejandro Cellillo en la Municipalidad. El actual senador, candidato a la reelección y con la nueva banca prácticamente firmada había adelantado su intención de “coordinar agendas” con Diego Robbiani, el candidato de Ezequiel Galli al Senado. Igualmente, quedó una foto y el mensaje de la intención de retener las tres bancas en juego para Juntos. ¿Lo lograrán?

 

Bueno, ahí comienza el juego de especulaciones acerca de los escenarios posibles en noviembre.

 

Por lo pronto vamos a aclarar que se espera para mañana o pasado una convocatoria de UCR provincial a sus dirigentes y candidatos para avanzar en definiciones de estrategia y hasta diseño de lo que viene. Durante la semana que pasó ya hubo algunos contactos con Martín Lousteau y con Emiliano Yacobitti. La idea general es que el armado en Juntos sea “conjunto”, pero con “respeto de las identidades” de las partes. Una especie de reforzar donde le fue bien a cada uno y no tratar de unificar las particularidades: “lograr más volumen y saber que la fortaleza es la diversidad” resumió un dirigente de Olavarría.

 

Por el lado del Frente de Todos, las actividades de la semana se enfocaron a gestión y el protagonista fue Eduardo “Bali” Bucca, quien se mostró el jueves en una visita a la Asociación de Bomberos (que hace poco cambió de autoridades) junto con el diputado provincial César Valicenti, y los candidatos Liliana Schwindt y Maximiliano Wesner.

 

Pero ojo que la pata electoral nunca se detiene: además “Bali” Bucca visitó ayer la sede del massismo local donde no sólo estuvieron referentes del Frente Renovador de Olavarría.

 

Balance de las PASO y definición de “líneas de trabajo” para noviembre fueron las definiciones que se comunicaron. En Olavarría “hay una enorme oportunidad de trabajar, de redoblar el esfuerzo, de ser más amplios” dijo Bucca. La mirada está en convocar al voto massista a través del protagonismo de sus dirigentes, algo que no tuvo tanta fuerza en la primera etapa de la campaña. ¿Volverá Massa a Olavarría?

 

 

También dio una señal Andrea Coronel, que se reunió con Florencio Randazzo. Fue un encuentro de análisis y de definiciones: desde Vamos con Vos se adelantó que apoyo a las pymes y acceso a viviendas serán temas centrales de lo que sigue hasta noviembre.

 

Por el lado de Avanza Libertad y del Frente de Izquierda no hubo actividades expuestas al público. Aunque cada sector continuó trabajando hacia adentro.

 

En contactos con este newsletter, hubo frentes que adelantaron que focalizarán su campaña más en redes, mientras que otros apuntarán más a las visitas presenciales en los barrios donde creen que pueden lograr más electores. Ambas estrategias comparten un objetivo: lograr mayor conocimiento de sus candidatos.

 

 

Dos escenarios, cada uno con sus interesados

 

Hablando de especulaciones para noviembre. Básicamente se plantean dos escenarios, según quien enuncie, claro.

 

Las fuerzas mayoritarias sostienen que el escenario se va a polarizar aún más. Algunos hasta se aventuran a plantear que no habrá “tercera fuerza”. Por el lado del oficialismo local apuestan a sostener todos los votos que tuvieron en la PASO, sumar aquel que se mueve como “opositor al oficialismo nacional” y, sobre todo, sumar muchos votantes que no asistieron el 12 de septiembre, especialmente adultos mayores. Tal como han dicho los candidatos de cada categoría, avizoran un reparto 7-3 para el Concejo y 3-0 para el Senado.

 

En el Frente de Todos comparten la lectura general, más polarización, pero difieren en el movimiento del electorado. Una pista está en lo que ya comentamos de Bucca con el massismo, por otro lado, también confían en que el aumento de la participación los va a beneficiar y que algunos votantes que en la Primaria eligieron a otros candidatos afines al peronismo e incluso a la izquierda, ahora los van a elegir a ellos. Para el plano local, creen que pueden llegar a cuatro concejales y aventuran que se puede lograr una banca en el Senado.

 

 

Para esto último se enfatizó que en realidad quedaron muy cerca de lograrlo en la PASO, unos 3000 votos para llegar al 33%, y hubo confianza en que se revertirán los escenarios adversos de 25 de Mayo, Bolívar, Tapalqué y Roque Pérez“Escuchamos el mensaje de la gente y nos vamos a levantar y recuperar” dijo un integrante de Todos.

 

Por el contrario, las “terceras fuerzas” rechazan la idea de que aumente la polarización. El Frente de Izquierda es el que, en principio, más chances muestra de retener todos sus votos de las PASO, ya que se trata en general de un electorado más convencido y “opositor a las grandes fuerzas”. Esta situación, incluso, se ha visto en elecciones anteriores.

 

Distinto es el caso de Avanza Libertad y Vamos con Vos. Es que es la primera vez que van a competir en una general con sus candidatos locales y no hay antecedentes de movimiento del electorado que los eligió hace dos semanas. Es cierto que no les conviene el escenario de mayor polarización. Cada frente, a su vez, se hizo fuerte en distintos circuitos electorales. Ante la consulta con referentes, coincidieron en señalar a Volver a las Fuentes que no sólo esperan ahora sumar más votantes, sino que ya proyectan trabajo y posicionamiento para 2023.

 

 

Por el lado de Avanza Libertad, la lectura tras el análisis local (recordemos que tuvieron como fortaleza la franja central de la planta urbana) es que lograron convocar a un vecino que “empieza a mostrar algo de disconformidad con la gestión local”. En esa línea de pensamiento, votantes afines a la UCR podrían levantar la boleta de este sector. En tanto, parte de la apuesta es convencer a quienes votaron en blanco. Otra fortaleza que tuvo este frente, a tono con el apoyo a Espert, es el del electorado joven y en esa línea también trabajan, más que nada en formación.

 

Hasta acá los avances de campaña. La semana que viene llegará con más definiciones y, hasta quién te dice, las primeras fotos de campaña propiamente dicha. ¿Quién será el primero?

Un extracto

 

Estos temas, y otros más de la actualidad del ámbito político local, se publicaron en la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes –en esta edición, “La economía al centro y la campaña, ´recalculando´” – que escriben semanalmente Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La publicación es gratuita, sale todos los domingos a la mañana. La edición completa acá y la suscripción está abierta aquí.