Cómo prepara el Consejo Escolar la reapertura de 53 comedores en Olavarría

Desde el viernes volverán a funcionar después casi un año y medio. Se sostendrán 2.900 cupos y pidieron fondos para comprar heladeras y cocinas. Menú, proveedores, protocolos y estado de las instalaciones, entre los temas que analizan los consejeros.


Los consejeros escolares de Olavarría ya trabajan en la organización para la reapertura de los comedores escolares. El gobernador Axel Kicillof anunció que desde el 1° de octubre volverán a funcionar en los establecimientos educativos bonaerenses: pasó casi un año y medio desde que se dispuso el cierre con el inicio de la pandemia.

 

Desde nuestra ciudad se impulsaron relevamientos en las escuelas y se envió a la Provincia una solicitud para que se habilite el uso de fondos a fin de comprar equipamiento, como cocinas y heladeras, y utensilios para las instituciones que lo requirieron.

 

Son 53 los establecimientos educativos que tienen comedor y reabrirán desde el viernes. La estimación es que se sostendrán unos 2.900 cupos para estudiantes de todos los niveles, que era el número aprobado hasta marzo de 2020 cuando funcionaron por última vez. No obstante, se aclaró que a mediados de septiembre se había pedido información a cada escuela sobre la cantidad de asistentes que tendrá el Servicio Alimentario Escolar (SAE) en esta modalidad.

 

En paralelo, y tal como también lo anunció Kicillof, se mantendrá la entrega de 14 mil bolsones de alimentos por mes a estudiantes, cuya inversión es 28 millones de pesos mensuales. Y se sostiene la entrega de 280 mil colaciones mensuales (desayuno y merienda) con un costo de unos 6 millones de pesos por mes.

 

 

Asimismo, desde el Consejo se toman en cuentan dos situaciones vinculadas con el funcionamiento de las escuelas y que se verán afectadas: por un lado, establecimientos donde los comedores pasaron a utilizarse como aulas; y por otro, escuelas donde las sillas y mesas de los comedores se reubicaron en salones para permitir el dictado de clases con la distancia requerida y la comodidad adecuada.

 

Sin sorpresa

 

Central de Noticias habló con el presidente del Consejo Escolar, Bruno Di Carlo (Juntos), y con el consejero Leonardo Wagner (Frente de Todos) sobre las novedades. Indicaron que no hubo sorpresa para ellos con el anuncio, “era inminente que anunciaran algo” sostuvo Di Carlo quien destacó que “por lo menos ahora nos da un poco más de tiempo en la organización. A veces nos han llegado anuncios un día antes”.

 

Por su lado, Wagner señaló que era esperada esta reapertura desde que se había dispuesto la presencialidad total. “Sabíamos que en algún momento iba a pasar, porque al abrir las escuelas y que vayan todos los chicos era necesario” consideró. También informó que desde algunos establecimientos locales se había pedido esta reapertura.

 

Relevamiento

 

Dos relevamientos se impulsaron desde el Consejo Escolar de cara a la reapertura. El primero es de la cantidad de asistentes por establecimiento.

 

“Pasó un año, hay muchos chicos que egresaron, entonces tenemos que ver quiénes se van a quedar a comer en el comedor” explicó Wagner. Esa información debe proporcionarla cada escuela al Consejo para elevarla a la gestión provincial a fin de que se habiliten los cupos por escuela.

 

 

El segundo, es el de las necesidades de los comedores en cuanto a equipamiento y comenzó con anterioridad al anuncio de Kicillof. El consejero Di Carlo comentó que “hemos mandado a Provincia el pedido para el uso de excedente”. Explicó que se trata de montos que han resultado sobrantes de los gastos del SAE y planteó que, si bien existe una partida específica para que los Consejos Escolares destinen a compra de equipamiento y utensilios para los comedores, en Olavarría no se ha recibido.

 

“Hemos mandado con anterioridad para que nos den autorización para la compra de equipamiento y todavía no hemos tenido respuesta” indicó. El tema se planteó en la sesión de consejeros del miércoles pasado y “vamos a insistir para poder equipar a esas escuelas que nos solicitaron heladeras, cocinas o elementos de cocina como ollas o cubiertos. Que nos habiliten ese excedente ya que esta partida de equipamiento no nos llega” remarcó Di Carlo.

 

A modo de ejemplo, citó que la Escuela 15 sufrió un robo y necesitará reponer casi todos los utensilios. En tanto, respecto de electrodomésticos se estimó que se necesitarán comprar “cinco o seis heladeras y una cantidad similar de cocinas”.

 

Wagner agregó que se trabaja desde el Consejo Escolar en la organización de los menús y, con ello, los proveedores disponibles ya que además se requerirán nuevas licitaciones para las compras. Y a ello se sumará el análisis de los protocolos que se establezcan para el funcionamiento del servicio. El consejero hizo hincapié que “hay muchas cuestiones por ajustar” y no descartó que en el mismo día de la reapertura surjan problemas que necesiten solución inmediata.

 

 

Instalaciones

 

Respecto de las conexiones de gas, Di Carlo indicó que el Consejo trabaja en revisiones y reparaciones desde septiembre de 2019 con lo cual están en óptimas condiciones de funcionamiento en todos los establecimientos.

 

Ya se han realizado más de 50 inspecciones: “en cuanto a instalación de gas propiamente dicha estamos muy bien en Olavarría” afirmó.

 

Asimismo, entre enero y febrero de 2020 el Consejo inició “un trabajo preventivo” en las escuelas respecto de la presión de agua y muchas obras de mejora se han llevado a cabo. En ese marco, la semana pasada se hizo un pozo de agua nuevo, se cambió la cañería y la bomba en la escuela de Santa Luisa.