El eseverrismo busca nuevos destinos y se ¿divide? en el inicio de la campaña

Un grupo de eseverristas, muy cerca de Todos; Eseverri se mostró con Mario Cura y Germán Aramburu: ¿nace una nueva intención de crear otro peronismo? En el medio, un mensaje repudiable y con mucho odio al que se le respondió con memoria y mucho amor. 


Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se puede acceder y suscribir acáPor Alexis Grierson y Josefina Bargas.

¿Qué pasa con “el eseverrismo”?

Menudo debate planteó Bruno Cenizo post PASO: dijo que “pudimos capitalizar la mayoría de los votos del eseverrismo” y hubo algunos que coincidieron, otros que pusieron el grito en el cielo, y las discusiones fueron tales que ya hubo movimientos y gestos que pueden dar cuenta de dónde terminará un sector que acompañó, históricamente, a José Eseverri.

Estadísticamente la versión de Cenizo tiene sustento: al faltar un frente político, pareciera “automática” la suba de votos de la fuerza liderada por Eseverri a Juntos, más si se trae el antecedente de la PASO/General de 2019. Sin embargo, chequear qué votó cada persona que acompañó al ex intendente hace dos años es imposible.

Un conocido de la política olavarriense lo graficó de una forma que tiene un poco más de sentido y correlato con lo que se supo esta semana: “la gran mayoría -no toda- de la dirigencia política del eseverrismo tiene afinidad con el Frente de Todos, y no cree en un gobierno encabezado por Galli”. Ahora, ¿qué pasa con José Eseverri, líder del espacio? Encogida de hombros y silencio, ante la consulta. 

Pensar un eseverrismo sin José Eseverri suena bastante fuerte. Pero bajo la premisa del párrafo anterior, una veintena de referentes del eseverrismo se reunieron en la sede de un sindicato (ATSA) para formar una agrupación que integre el Frente de Todos. La intención, según se concluyó en el encuentro, es mostrar referencia en Eduardo “Bali” Bucca, ex intendente de Bolívar, actual diputado nacional y candidato a diputado provincial por Todos.

“Bucca tiene grandes ideas, queremos acompañarlo en su camino a ser electo senador provincial” agregaron.

¿Y Eseverri, qué rol ocupa en todo esto? Por enésima vez, y casi entre risas, se aclaró que “tal como se ha dicho varias veces, el empresario y abogado no está trabajando en política local” aunque se haya mostrado dentro de la Lista Amarilla de Coopelectric, y en su rol como empresario cerca del intendente Galli en una de sus recorridas.

 En algún momento iba a pasar: muchos dirigentes y referentes eseverristas se abren camino en un “post eseverrismo”. O, al menos, en un eseverrismo…sin Eseverri. Por ahora.

El otro peronismo

El viernes a la noche la Lista Amarilla realizó un encuentro luego de conocerse la no participación de “Nueva Energía” en las elecciones de Coopelectric por falta de avales y documentación para presentar su lista.

Dirigentes de clubes, empresarios, referentes y funcionarios políticos, fomentistas, todos encabezados por Mario Cura (principal referente de la Lista que conduce los destinos de Coopelectric) mostraron algo más que un encuentro y una “arenga” para seguir trabajando en los destinos de la Cooperativa.

Primero mostraron una buena relación con el Municipio, algo que fue catalogado como “malo” por la oposición pero que el propio Cura señaló como “necesario”: “hemos tenido diferencias tiempo atrás y eso perjudicó a la gente. Si trabajamos bien y tenemos buena relación, el principal beneficiario es el vecino de Olavarría”.

Pero siempre hay política para analizar: quien se sentó al lado de Mario Cura en el encuentro fue José Eseverri, quizás el dirigente “estrella” de la Lista Amarilla y de las elecciones truncas de Coopelectric. ¿Tendrá un destino vinculado a la relación con el gobierno provincial desde la entidad cooperativa? “Es por ahí” dijeron.

Ojo, hubo más presencias: estuvieron los concejales Nicolás Marinangeli (Juntos) y Germán Aramburu, de Renovación Peronista. Se mostraron todos juntos, se tomaron imágenes y dejaron una pregunta en el aire: ¿está en construcción un nuevo peronismo con Cura, Eseverri, Renovación Peronista y algún que otro sector de filiación peronista? 

Como todo tiene que ver con todo (Pancho Ibáñez dixit) respondemos un poco lo que dejó el subtítulo anterior: ¿se puede armar un eseverrismo dentro de Todos sin José Eseverri? Como poder se puede. Ahora, ¿puede que Eseverri esté dentro de un armado de filiación peronista sin eseverristas? También, al menos por lo que se pudo ver en imágenes. Aunque, a pregunta similar, misma respuesta: “Eseverri no está pensando en clave de política local, está abocado a otras cuestiones”. Quizás un poco le crezca la nariz como a Pinocho.

En lo estrictamente vinculado a la cooperativa, hubo breves balances de la Lista Amarilla y con el planteo de “mejorar la gestión, que haya aparecido una lista opositora nos sacó de la comodidad y vamos a trabajar el doble para que los asociados tengan una cooperativa de excelencia” dijo el propio Mario Cura. En on no se dijo nada, pero en off el río sonó: ¿Cruz Arouxet podría ser el nuevo presidente del Consejo de Administración? No fue negado ante la consulta…

El desafío de interpelar

Con fuerte autocrítica y en tono interpretativo a lo sucedido en las urnas, el diputado provincial César Valicenti realizó su balance de las elecciones y de lo que deben trabajar de cara al futuro: no buscar un resultado electoral, sino revertir una aguda situación económica y social producto de la pandemia.

Señaló que hubo dos duros golpes en la sociedad: los cuatro años de macrismo y la pandemia. Si bien se trabajó mucho para solucionar uno (la crisis por la paralización de actividades ante el COVID) no se logró sostener el otro (lo dejado por Macri). El resultado: no alcanzó y la ciudadanía lo hizo saber mediante el voto.

“Tenemos que ser capaces de interpelar a la sociedad” dijo Valicenti e indicó que se debe acelerar en el plan económico para salir de la crisis “más allá de lo electoral”. Textual, indicó que hay que “acelerar los resultados pero no para ganar una elección, sino para revertir la situación de nuestros vecinos”.

Algunas horas después, Valicenti se mostró en un plenario de La Cámpora, fuerza que concentró un centenar de militantes y dirigentes y en el que sirvió de agradecimiento por lo realizado y de arenga por lo que viene. Hubo una fuerte valoración de la política como herramienta de transformación de la sociedad, y discursos de Valicenti, Aguilera y Mercedes Landívar.

Entre tanta agua debajo del puente dentro del Frente de Todos, la primera movida visible de campaña más allá de la gestión fue mostrar la capacidad de militancia y convocatoria que tiene La Cámpora en Olavarría, con datos interesantes que no se deben dejar de lado: es una agrupación que, en nuestra ciudad, lleva más de 10 años desde su creación. En tiempos de tantos cambios políticos (de nominación, de pensamientos, y demás) es de valorar su permanencia en una arena política tan dura como la olavarriense.

Valicenti dialogó, además, de lo que sería un viaje del ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta, a Olavarría, que quedó trunco. El propio legislador indicó que se postergó para “dentro de los próximos días” así que empecemos a armar el listado de visitas foráneas que tendremos una en el horizonte.

Mensajes de odio y republicanos con un concepto errado

La semana inició con un escándalo: pintadas sobre paredones, un mural tapado y agresiones sobre la pintura en homenaje a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Se entendían en el contexto electoral (eran un llamado a no votar el Frente de Todos), pero los mensajes iban mucho más allá en su agresividad. Se los consideró vandalismo. Primero se pronunció Movimiento Evita que organizó una jornada de repintada en la plaza central, después la Comisión Provincial por la Memoria local movilizó a un amplio grupo de organizaciones para expresar un repudio y hasta se sumó la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense.

“Advertimos que quienes llevan adelante estas prácticas, pretenden alentar un clima de violencia que resulta intolerable para nuestro pueblo, al tiempo que agreden la memoria de decenas de familias olavarrienses que aún no saben dónde están sus hijos e hijas” sostuvo la Comisión en su comunicado. Más adelante, Carmelo Vinci adelantó la posibilidad de presentar una denuncia penal por esta situación.

Pocas horas después, el grupo partidario Equipo Republicano asumió la responsabilidad sobre estas pintadas a través de sus cuentas en redes sociales. Allí, además, han mostrado referencias a Juntos (de hecho difundieron la llegada de Santilli antes de las PASO), aunque también previamente habían mostrado algún tibio apoyo a José Luis Espert. Igualmente, hay que decir que más que las referencias positivas, en este grupo priman las negativas: es decir, centralmente se expresan en contra del Frente de Todos, con mensajes en general violentos y acusatorios que nada tienen que ver con los contrapesos de, justamente, una república.

La dirigencia política local también expresó su repudio a las pintadas y el intendente Ezequiel Galli lo hizo en la noche del lunes, aunque sin ninguna referencia a que quienes se presentaron como responsables se referencian también en la misma alianza que él integra, aunque en el ala más radicalizada. Hasta el momento, tampoco se dio a conocer si el Municipio iniciará algún tipo de actuación penal o contravencional por estas intervenciones.

El martes por la tarde, a pleno sol, decenas de olavarrienses, activistas por los derechos humanos, de organizaciones sociales, sindicales y políticas se dieron cita en la plaza central para repintar los pañuelos de las Madres y Abuelas.

Casi como una “casualidad no tan casual” en el Concejo Deliberante se colocó un mosaico del pañuelo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en un proyecto de conservación de la memoria que busca colocar 30 mil mosaicos en instituciones, organismos de Estado e incluso domicilios de todo el país. El trabajo en nuestra ciudad fue articulado por el bloque Renovación Peronista y la Escuela Nacional Adolfo Pérez Esquivel, en un sentido homenaje y una cargada respuesta política a un acto que bien podría describirse como cobarde. 

Hay límites que, claramente, no deben ser cruzados. La incuestionable lucha de las Madres y Abuelas desde la última dictadura cívico militar es uno de ellos.

Un extracto

 

Estos temas, y otros más de la actualidad del ámbito político local, se publicaron en la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes –en esta edición, “La onda expansiva del eseverrismo hacia los frentes que largan la campaña ” – que escriben semanalmente Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La publicación es gratuita, sale todos los domingos a la mañana. La edición completa acá y la suscripción está abierta aquí.