Camuzzi emitió un comunicado ante el ataque a medidores de gas en el barrio CECO

En la mañana de este miércoles numerosos domicilios resultaron afectados por el robo de caños de cobre. Desde la empresa se enfatizó que los hechos “constituyen un importante riesgo para la comunidad”.


En el inicio de la jornada de este miércoles numerosos vecinos y vecinas del barrio CECO amanecieron con la desagradable sorpresa que desconocidos atacaron los medidores de gas, cortando y robando los caños de cobre. Debido a la situación se debió desplegar, además de tareas policiales y de seguridad, también labores preventivas desde Camuzzi para restablecer el servicio en los domicilios afectados y evitar cualquier tipo de accidente o pérdida de gas.

 

“Camuzzi advierte sobre la importancia de estar alertas y denunciar cualquier situación irregular que pudiera generarse en la vía pública”, se enfatizó desde la empresa en horas de la tarde, en un comunicado enviados a los medios periodísticos.

 

 

Ante las continuas consultas se decidió emitir un escrito en el que se puso el acento en que “estos hechos delictivos, que en los casos recientes contemplan el hurto de materiales de los gabinetes domiciliarios para su posterior venta en el mercado clandestino, constituyen un importante riesgo para la comunidad”. “En este sentido, la colaboración de la población resulta fundamental, denunciando cualquier anomalía producida por terceros a los teléfonos de emergencia: Camuzzi Gas Pampeana (0810-666- 0810 o 0800-666-0810)”, se agregó.

 

Por otra parte, también se explicó que “el personal de Camuzzi, como así también los terceros que actúan en representación de la misma para tareas de operación y mantenimiento, cuentan con la correspondiente credencial respaldatoria (nombre, apellido, fotografía y número de legajo) y sus tareas se circunscriben a actividades diurnas, propias de una jornada laboral”.

 

 

A la par, se aclaró que “el personal de la empresa no tiene permitido el ingreso a los hogares, salvo que se efectúe un reclamo, o que el medidor se encuentre en el interior de la propiedad, o que se requiera efectuar una inspección de la instalación interna de gas. En cualquier caso, deberán indicar el motivo al usuario y exhibir la identificación correspondiente”.

 

Se añadió que “los hechos denunciados suelen ocurrir en momentos de poca circulación de gente, preferentemente de noche o durante la madrugada, y se caracterizan por el robo simultáneo de una importante cantidad de elementos de una cuadra, barrio o sector particular”. Por último, se puso el acento en que “Camuzzi lamenta los inconvenientes que estos hechos delictivos pudieran generar en los usuarios al tiempo que advierte que cualquier manipulación en las instalaciones de gas por personal no idóneo, constituye un riesgo para la seguridad pública”.