Yesica Salguero: “Siento paz y tranquilidad de que llevé al asesino de mi hijo a un juicio”

Culminó en el Juzgado Correccional local la etapa de debate del juicio por la muerte de Enzo Marconi. La semana que viene se conocerá la sentencia.


“Logré lo que quería, sentar el imputado frente a una jueza”. De esa manera Yesica Salguero narró a Central de Noticias sus sensaciones en torno a la realización del juicio por la muerte de su hijo, Enzo Marconi. La audiencia se desarrolló horas atrás en la sede del Juzgado Correccional local, por donde pasaron numerosos testigos y el propio acusado, quien se encuentra en libertad.

 

“Escuché los testigos, estuve presente en el debate”, añadió la madre del adolescente que murió tras ser baleado en el interior de un departamento del barrio Jardín, donde se encontraba junto a un grupo de amigos. La hipótesis central de la causa da cuenta de una activación del arma de manera accidental, por ello todo fue encuadrado como un “homicidio culposo”, lo que explica que el juicio se lleve a cabo en el ámbito Correccional en el Juzgado local de la doctora Cecilia Desiata.

 

“Fue muy doloroso, hay muchas cosas dolorosas que escuché”, continuó Salguero, quien advirtió también que se dieron “muchas contradicciones”. Inclusive, se negó a creer palabras o actitudes que habría tenido su hijo aquella noche, según los relatos que fueron dando los testigos. “No es lo que hubiese querido escuchar”, sintetizó.

 

 

Inclusive, de esa manera también entendió los dichos de los amigos de su hijo, quienes habrían reforzado la hipótesis que todo habría sido un accidente. En ese sentido cuestionó y explicó que de su parte esperaba “un poquito más de noción de lo que pasó, que el que perdió la vida esa noche fue Enzo, pero podría haber sido cualquiera de ellos”.

 

Fue allí que puso el acento en que el acusado exhibió y manipuló el arma delante de ellos, siendo el único mayor de edad en el lugar. “Presentó el arma delante de ellos, siendo que eran todos adolescentes menores de edad”, insistió.

 

Por último vale dar cuenta que desde la fiscalía se requirió una pena de 4 años de prisión, algo que tampoco convenció a Salguero. Ella, a través del abogado que los patrocina en la condición de particular damnificado requirió que la condena sea de más de 6 años y de efectivo cumplimiento. La defensa, por su parte, requirió que en caso de ser hallado culpable la pena sea de ejecución condicional, ponderando para ella la inexistencia de antecedentes penales.

 

Todo se develará el próximo 12 de octubre, aunque la madre de Enzo Marconi anticipó que luego de esa fecha “me van a seguir viendo”, ya que estará acompañando a familiares de víctimas.