“Transporte de drogas”: Detención para los acusados y la causa a la Justicia Federal

De esa manera se resume la resolución emitida en las últimas horas desde el Juzgado de Garantías 2, del doctor Carlos Villamarín. Los detalles.


En la jornada de este miércoles el juez local de Garantías Carlos Villamarín acompañó el planteo del fiscal Lucas Moyano y convirtió en detención la aprehensión de las tres personas capturadas el último fin de semana con más de 25 kilos de marihuana.

 

Se trata de dos hombres, de 49 y 37 años respectivamente, además de una mujer de 31 años, quienes según se detalló a este portal por fuentes vinculadas con la causa fueron identificadas como Pedro Mariano Aguirre, Sergio Ezequiel Louge y María de los Milagros Bustamante. La imputación en contra de cada uno de ellos es por los delitos de “transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas”.

 

 

Vale recordar que las capturas se llevaron a cabo en el marco de un procedimiento encabezado desde el Comando de Prevención Rural, con la colaboración del Comando de Patrullas, que se originó a partir del dato de un vehículo proveniente de Bolívar, que se habría visto implicado en un ilícito. Lo concreto es que la persecución se prolongó hasta el casco urbano local, más precisamente al cruce de Cerrito y Fassina.

 

En ese sitio las tareas sobre el rodado en el que se movilizaban permitió el hallazgo y secuestro de más de una veintena de “panes” de marihuana, que arrojó un pesaje total de más de 25 kilos de esa sustancia. A la par, también se incautaron más de 30 mil pesos y diversos elementos de interés probatorio.

 

 

Ese detalle no es menor, sino que permite entender y explicar el otro dato relevante al que accedió a este portal, que es el cambio de competencia en la dirección de la investigación. Dicho de manera más simple, que las actuaciones ahora serán comandadas desde el Juzgado Federal de Azul debido a la particularidad y dimensión del hecho.

 

Según entendió el juez Carlos Villamarín, todo radica en el transporte “interjurisdiccional” de la droga y, a la par, que la misma no se hallaba fraccionada en dosis para su comercialización.