La Casa del Trabajador en L´Amalí en apoyo a AOMA: hay paro nacional

Dirigentes de varios sindicatos locales se presentaron en la sede de la cementera para apoyar el reclamo laboral. Alejandro Santillán afirmó que la intervención judicial fue personal en su contra.


Con amplio despliegue de la Casa del Trabajador, numerosos dirigentes e integrantes de sindicatos de Olavarría se dieron cita pasadas las 13 en la empresa L´Amalí para apoyar al gremio AOMA en el conflicto laboral que lleva adelante contra la empresa cementera. Se adelantó que AOMA central dispuso un paro nacional “por tiempo indeterminado” en Minerar, la empresa eje del conflicto.

 

Entre los asistentes se contaron los concejales del Frente de Todos Juan Sánchez y Guillermo Santellán, ambos también con trayectoria sindical en distintos sectores.

 

 

Asimismo, se presentaron referentes y directivos del Sindicato del Vidrio, Luz y Fuerza, Satsaid, Smata, CECO, Uatre, Sadop, Ceramistas y Seguridad Privada entre otros. La asistencia a la sede de la empresa se dio a conocer después de que la Justicia interviniera para el desalojo por “usurpación”.

 

Alejandro Santillán titular de AOMA Olavarría dirigió unas palabras a los presentes donde expuso su visión del conflicto al tiempo que sumó nueva información, y criticó a la Justicia, al Gobierno Nacional y al Ministerio de Trabajo. En su mensaje a los sindicatos pidió que “salgan a visibilizar” el reclamo en “unidad para hacer frente al avasallamiento de derechos”.

 

 

El titular de AOMA hizo referencia a la extensión del conflicto por Minerar y las “cuatro conciliaciones sin acuerdos”. Se quejó de que los empleados de esa subsidiaria de Loma Negra tienen “salarios de hambre”, para contrastar las condiciones laborales con los empleados que se desempeñan en Loma Negra de forma directa. A su vez, contrapuso la situación económica para el sector y sostuvo que se atraviesa “el mejor momento de nuestra industria” con “récords superando los de 2018 y el valor de cemento llegó a un nivel que nunca había llegado”.

 

Reiteró un concepto que había expresado en la previa durante su comunicación sobre el desalojo: “Yo quiero que a Loma Negra le vaya bien, deseo mucho, no estoy en contra de Loma Negra, estoy a favor del laburante” dijo Santillán.

 

 

También se defendió de la acusación de “usurpación”: consideró que “los trabajadores no usurpan puestos de trabajo”. En ese marco contó acerca de la forma de ingreso y destacó que la denuncia presentada fue personal en su contra: “si no salía del bloqueo iba preso” dijo al tiempo que consideró que “la orden de desalojo es rara”.

 

 

“Ellos denunciaron que un grupo de personas desconocidas estaba bloqueando el equipo de trituración de la empresa. Obviamente que en esa denuncia que presentaron no sabían quiénes éramos, pero sí pidieron que a mí me detuvieran. Eso es lo raro” detalló para avanzar en cuestionamientos al accionar judicial.

 

 

De esta manera, la medida de fuerza continua en Minerar. Desde AOMA pidieron que Loma Negra permita continuar las negociaciones con Minerar por las condiciones laborales y Santillan enfatizó su mensaje al Ministerio de Trabajo de la Nación: “que se deje de hacer el distraído y no siga haciendo reverencias a estas multinacionales”.