Paridad en la música: “Si no surge de manera natural, tiene que aparecer algo escrito”

La concejala Inés Creimer es una de las impulsoras del proyecto de ley que busca establecer la paridad en todos los eventos musicales de la provincia. La intención de enriquecer la ley nacional y los detalles de la norma.


El 7 de septiembre ingresó en la cámara de diputados para su tratamiento, un proyecto de ley provincial de paridad en la música, impulsado por la diputada provincial Luciana Padulo y la concejala del Foro Olavarría – Frente Renovador, Inés Creimer.

 

En diálogo con Central de Noticias, Creimer detalló los fundamentos del proyecto que tuvo su inspiración en la Ley Nacional de Cupo Femenino y Acceso a Artistas Mujeres a Eventos Musicales, pero que persigue el objetivo de mejorar la norma y dotarla de otras características. “Desde el momento que se dicta en 2017 a la fecha, el feminismo ha tenido un montón de conquistas y ya hablar de cupo me parece que no iba más. Teníamos que ir por una paridad”, afirmó.

 

De esta forma, comenzó una dinámica de trabajo basada en lo colectivo. El primer impulso de la concejala fue reunirse con mujeres músicas que conocía de Olavarría y la región. Luego siguió, el contacto con mujeres más jóvenes que la vincularon con distintas agrupaciones: “en la provincia de Buenos Aires hay más de 30 agrupaciones de mujeres músicas y la idea junto a Luciana Padulo fue abrir la participación para tener la mayor cantidad de voces posibles”.

 

El primer planteo fue: ¿adherimos a la ley nacional como provincia o la tratamos de mejorar? Bueno, la decisión que se tomó fue intentar mejorarla.

 

¿Qué dice el proyecto?

 

El proyecto de ley que incluye a mujeres y al colectivo LGTBIQ+ tomó estado parlamentario hace un puñado de días y deberá atravesar instancias de trabajo en las distintas comisiones asignadas.

 

De la escucha de las músicas surgieron innumerables temas y algunos fueron recogidos en el proyecto para sentar las bases de una norma que se encuentra abierta a ser enriquecida.

 

El proyecto contempla los siguientes aspectos centrales:

 

-Establece la paridad dentro de la provincia de Buenos Aires en todos los eventos musicales donde hubiera intervención del Estado y en aquellos de particulares en lugar de una paridad, establece un cupo del 30%.  

 

-Establece la cuestión horaria. “Que en el horario central del evento debe haber paridad”, señaló Creimer y contó que “nos comentaban las chicas, que en aquellos lugares en los que la ley nacional se aplica de manera escueta, eran convocadas en horarios no centrales, donde ni siquiera había llegado el público”.

 

-Otro de los puntos que contempla es la paridad también en la comunicación. “Que no figure en letras más grandes una banda compuesta por hombres, por ejemplo, y abajo en letra más chica, todas las músicas mujeres”.

 

-Se contempla la apertura de un Registro no solo de músicas mujeres y colectivo LGBTIQ+, sino también de compositoras, arregladoras, gestoras, iluminadoras, sonidistas, y toda aquella mujer que trabaje dentro de la puesta en marcha de un evento musical.

 

 

“En una de las charlas participó Lilian Saba y ella como compositora nos contaba lo que le costaba que sus obras fueran tocadas por orquestas. He conversado con integrantes de orquestas sinfónicas, por ejemplo, que me decían que en 40 años, nunca habían tocada una obra compuesta por una mujer”, relató Creimer.

 

En ese sentido, reforzó la necesidad de que “si no surge de manera natural, tiene que aparecer algo escrito que obliga para que luego se vea como algo natural y se reconozca como un derecho”.

 

La paridad de la mujer en los escenarios permite la elección de qué decir con su música, pero también “la mujer elije lo que quiere decir con su palabra”, concluyó.