Unos 77 kilos de drogas fueron incinerados en Olavarría

El acto se llevó adelante en el crematorio Pinos de Paz. El juez federal Gabriel Di Giulio aclaró que las sustancias destruidas fueron incautadas en procedimientos federales en los 13 distritos que componen la región.


Este viernes por la mañana se llevó adelante un acto de destrucción de estupefacientes secuestrados en causas penales federales. Tuvo lugar en el Crematorio Pinos de Paz donde estuvo el juez federal de Azul, Gabriel Di Giulio.

 

Se dieron cita también el fiscal general del Departamento Judicial Azul, Marcelo Sobrino, y el intendente Ezequiel Galli. Asimismo asistieron efectivos policiales y autoridades de dependencias de Policía.

 

“Esta droga corresponde a un número importante de causas penales en curso en el Juzgado Federal de Azul, Secretarías 1 y 2. Corresponden a distintas causas y son varias sustancias estupefacientes: marihuana, cocaína y otras. Es un total superior a los 77 kilos” informó Di Giulio en su contacto con los medios locales.

 

La droga había sido secuestrada en procedimientos en los 13 distritos que componen el departamento de jurisdicción del Juzgado Federal de Azul, el cual incluye a Olavarría.

 

 

El procedimiento se enmarcó en lo dispuesto por la ley 23.737, Ley de estupefacientes. “Es una exigencia que requiere además la publicidad, por esta razón nos acompaña el intendente de la ciudad de Olavarría. También siempre nos acompaña y estamos en una labor coordinada y consustanciada el fiscal general Marcelo Sobrino” añadió el funcionario federal.

 

“Queremos agradecer la disposición de la localidad de Olavarría, a la institución que está facilitando la incineración de un modo seguro y que no es nocivo para el ambiente que es también una circunstancia fundamental a la hora de disponer de estos estupefacientes” dijo Di Giulio.

 

Trabajo conjunto

 

El juez fue consultado sobre la evolución de las causas penales en el fuero federal de Azul. Si bien no pudo detallar estadísticas, señaló que “las causas tienen un incremento anual que es verificable” y apuntó “especialmente se da en algunas circunstancias de criminalidad como es el cibercrimen”,

 

 

En cuanto al desarrollo de la labor en el juzgado, hizo hincapié en el trabajo coordinado entre los fueros provincial y federal. “Hay que coordinar porque hay algunos aspectos de los delitos que están desfederalizados y otros no” señaló.

 

Di Giulio asumió en diciembre pasado al frente del Juzgado federal y poco después “se dispuso una primera reunión de trabajo con el doctor Sobrino, los fiscales a su cargo, y además -que es muy importante- con el fiscal federal de Azul, el doctor Santiago Eyerhabide. Ahí se fijó una agenda de trabajo especialmente de coordinación, que busca que no haya o reducir los riesgos de conflicto o de desencuentros de las instituciones judiciales y policiales que interactuan muchas veces de forma trasversal” contó.

 

Por su lado, Sobrino sostuvo que “desde mi punto de vista la temática de estupefacientes es tal vez la más importante, o una de las más importantes. Horizontalmente transcurre en todos los delitos que tienen que ver con la violencia, y siempre lo uno al tema de violencia de género, tenemos estadísticas de unificación muy importantes de una cosa con la otra”.

 

 

En ese marco consideró que “por supuesto que el trabajo debe ser en coordinación con el Estado” para señalar las disposiciones que así lo indican. “Es un paso muy importante estas reuniones periódicas que hacemos y de trabajo en conjunto con el doctor Di Giulio en la Justicia Federal y vamos a ir acentuando esto mismo, trabajando cada vez mejor”.

 

Sobrino también se refirió a que la labor no se detiene en el aspecto penal, sino que también avanza “en lo que podamos ayudar al Estado en la prevención y readaptación del adicto que son las otras dos aristas necesarias para poder abarcar este tema. No se va a solucionar de todo pero si por lo menos darle una mejor respuesta a la sociedad”.

 

Por último, Ezequiel Galli coincidió con la interpretación de Sobrino al considerar que las adicciones son “una problemática trasversal a todo. Por eso acompañamos esta quema, porque celebramos que haya un trabajo articulado entre las fuerzas de seguridad y la justicia, y que termine redudando en la destrucción de droga que son casi 80 kilos menos en la calle que generan todo tipo de delitos y violencia en la comunidad”.

 

Fotos: Martín Rodríguez / LU 32 Radio Olavarría