Cada 30 horas hay un crimen por violencia de género en la Argentina

Surge de un nuevo informe de La Casa del Encuentro. Entre enero y octubre de este año hubo 227 femicidios y 10 transfemicidios y travesticidios.


La violencia de género en nuestro país sigue con cifras alarmantes: durante 2021 se registró el asesinato de 227 mujeres y 10 transfemicidios o travesticidios, es decir que hay una nueva víctima cada 30 horas. Así se desprende de un informe del Observatorio de Feminicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano”, a cargo de La Casa del Encuentro, quien detalló que en octubre se registró un alza en las cifras.

 

El informe destacó que desde el 1 de enero al 31 de octubre de este año se produjeron 227 femicidios, 10 transfemicidios y/o travesticidios, a la vez que 255 hijas e hijos quedaron sin madre, de los cuales el 60% son menores de edad.

 

Además, el relevamiento detalló que se produjeron 18 “femicidios vinculados de varones”, que hacen referencia a aquellos hombres que fueron asesinados por el femicida “al intentar impedir el femicidio” o aquellos “con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinados con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer a quien consideran de su propiedad”, describieron desde la Asociación.

 

​Desde La Casa del Encuentro explicaron que si sólo se tomasen los casos del mes de octubre -donde los crímenes parecieron haberse incrementado- las estadísticas revelan que hubo una muerte por causa de género cada 23 horas.

 

Buenos Aires fue la provincia que tuvo más casos de femicidios, transfemicidios y travesticidios son un total de 77. Lo siguen Córdoba con 20, Santa Fe con 19 y Tucumán con 17.

 

Acerca de la situación de las víctimas previo al fatal desenlace, 29 de ellas habían realizado al menos una denuncia y 17 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención.

 

Además, informaron desde el observatorio que 8 de ellas estaban embarazadas, 10 formaban parte del colectivo travesti trans,  3 pertenecían a pueblos originarios, 9 eran migrantes y 5 se presume que estaban en situación de prostitución o trata, según el reporte.

 

En la lista con cada uno de los datos registrados, se informa que 27 de los asesinos eran agentes o ex agentes de fuerzas de seguridad y que, en su mayoría, poseían un vínculo estrecho con la mujer.

 

“El Estado debe garantizar la implementación de políticas públicas contra la violencia de género, profundizar las campañas de prevención y hacer efectivos los programas anunciados de acompañamiento para mujeres y trans/travesti”, reclamaron desde La Casa del Encuentro.

 

Fuente: DIB