Seguridad en barrio CECO: manifestaciones de preocupación y propuesta de medidas

Fue en el encuentro que se llevó adelante este martes en la Sociedad de Fomento. El rol central de la prevención y de la Policía. Medio millón de pesos en reparaciones en la Escuela 80.


Este martes se llevó adelante el encuentro organizado por la Sociedad de Fomento del barrio CECO tras los hechos del fin de semana cuando desconocidos causaron serios daños en la Escuela Primaria 80.

 

Tal como se informó, asistieron el jefe de la Estación Departamental de Policía, comisario Roberto Landoni, el secretario de Desarrollo Humano municipal, Diego Robbiani, el jefe de Educación Distrital, Julio Benítez, y el presidente del Consejo Escolar, Bruno Di Carlo. Asimismo, se hicieron presentes el subsecretario de Seguridad municipal, Daniel Borra, la titular de la comisaría Segunda comisaria Silvana Lestani, el jefe de la Policía Local, comisario Lucas Rodríguez

 

En tanto, además de los directivos de la Sociedad de Fomento estuvieron en el encuentro las  autoridades de las instituciones educativas que funcionan en el sector: la Primaria 80, la Secundaria Técnica “René Favaloro”, el Jardín 916 y el CEF 44.

 

 

Tras la manifestación de “bronca e indignación” de los vecinos del CECO por parte de Gabriel Castro, el presidente de la entidad barrial, las autoridades presentes coincidieron en manifestar preocupación y avanzaron en propuestas de medidas. No obstante, coincidieron en el rol central de la Policía y en la tarea de prevención. “Les agradezco que hayan venido, pero hay que cortar esto” dijo el fomentista.

 

Más adelante se dejó saber que las reparaciones tendrán un costo estimado de alrededor de medio millón de pesos.

 

Castro apuntó a la importancia de establecer la autoría de los daños que se registraron en la escuela, aunque también en otros sectores públicos del barrio, y en mejorar las condiciones edilicias del establecimiento para evitar el ingreso de personas ajenas.

 

 

Robbiani coincidió en la solicitud de identificar a los autores de los delitos y advirtió que otros espacios del mismo barrio y de los barrios aledaños también fueron atacados. “No alcanza con subir un metro el paredón porque lo van a saltar” consideró. Igualmente, más adelante el funcionario municipal mostró que está dispuesto a considerar la realización de algunas obras.

 

Por su lado, el comisario Landoni expresó las dificultades para las averiguaciones: “nadie declara y no permite que las causas avancen” dijo para informar que efectivos policiales visitaron “puerta a puerta” sin obtener resultados positivos. También tuvo en cuenta las particularidades que tuvo el fin de semana pasada para la tarea policial, dado el evento masivo que se desarrolló en el Parque Eseverri.

 

A su vez adelantó algunas de las medidas de prevención ya planificadas para el barrio, las cuales consideró como “efectivas”, aunque limitadas. “Evidentemente después de este hecho no alcanzó, funcionan pero no alcanza” dijo el jefe departamental. Puntualmente, solicitó a los referentes del barrio CECO que “eleven una nota” con los horarios de todas las actividades educativas a fin de “optimizar” la presencia y el patrullaje policial por distintos medios.

 

 

Las autoridades educativas que asistieron señalaron en tanto que “por miedo a represalias” hay hechos de inseguridad que no se denuncian. En ese sentido, pidieron a los jefes policiales “protección” para quienes colaboran. La respuesta deslindó la responsabilidad en el área judicial.

 

Di Carlo, a su turno, repasó las obras realizadas en la Escuela 80, como mejoras en la iluminación e infraestructura, y advirtió en relación a lo sucedido el fin de semana que “es muy difícil que nadie haya escuchado nada”. En este punto coincidió luego el jefe de Educación Benítez.

 

El consejero escolar detalló que las reparaciones en esta oportunidad demandarán alrededor de 500 mil pesos: “no podemos hacer las obras y reparaciones de un momento a otro” aclaró. Más adelante, consideró importante “trabajar con los vecinos”, para que estén atentos ante situaciones de este tipo.

 

 

Luego Julio Benítez hizo hincapié en la repetición de los hechos y planteó la necesidad de “trabajar con los estudiantes la importancia de un patrimonio público, cómo se cuida, por qué vale tanto”, en referencia a aspectos educativos.

 

Sobre el cierre del encuentro, los participantes definieron avanzar cada organismo desde su ámbito y poner a disposición “herramientas para prevenir y tratar de resolver este hecho”, además de evitar nuevos ataques a la Escuela 80 y a otras instituciones del sector.