Despedido del relleno sanitario: se dictó la conciliación obligatoria

El trabajador será reincorporado por 15 días hasta tanto haya solución al conflicto. El Ministerio entendió que el reclamo “era colectivo” y no “individual” según expresó el abogado Juan Sánchez. 


Apenas después de las 13.30 finalizó la audiencia en la sede del Ministerio de Trabajo. Se dispuso “retrotraer los despidos” y el lunes 29 volverán a reunirse.

 

Por aproximadamente una hora y media se extendió la audiencia en el Ministerio de Trabajo local en el conflicto planteado por el trabajador despedido de la empresa Transportes Malvinas SA. Se dictó la conciliación obligatoria y el cierre de la protesta fue con emoción y abrazos entre los trabajadores.

 

 

Según expresó el abogado Juan Sánchez (representante legal del trabajador) a los manifestantes que aguardaban fuera de la sede del Ministerio de Trabajo, “a raíz de la decisión unilateral de la empresa. Por suerte el Ministerio entendió que este es un conflicto no individual como pretendía la empresa, sino que es un conflicto colectivo dado que además hay dos trabajadores más despedidos dentro de la empresa en otras funciones”. 

 

A esto le sumó que “están en medida de fuerza, claramente se puede mostrar con este corte de calles con los camiones y elementos de trabajo de los trabajadores”. En ese marco, “el Ministerio dictó la conciliación obligatoria, retrotrae el despedido. En este momento el trabajador no está despedido” dijo Sánchez y los manifestantes celebraron la decisión.

 

 

Señaló, de todas formas, que “el conflicto no terminó” y que el objetivo será “reincorporar al trabajador de forma definitiva porque fue despedido de forma indebida”. Ramón, el trabajador en cuestión, agradeció las muestras de afecto y no pudo terminar sus palabras por la emoción y, porque además, sus compañeros le respondieron “gracias a vos por estar siempre y ser como sos”. Allí se vivieron momentos de emoción pero, al final, pudo señalar que “estamos a mitad de camino y todavía falta”.

 

 

Tras las muestras de afecto, los manifestantes retiraron los camiones y el tránsito quedó liberado: señalaron que ahora “es momento de volver a trabajar” por lo que la recolección de residuos se realizará con normalidad de aquí en más, según señalaron en el lugar.