La FIO busca revalorizar el espacio público desde la Playa de Camiones proyectada en Sierras Bayas

Más seguridad vial, mejor infraestructura y menos ruidos en la comunidad, además de un servicio personalizado para el transportista. Esas son las virtudes que el Ing. Dante Galván encuentra en esta iniciativa gestada en 2017, que hoy cobra impulso y es un “salto cualitativo”.


Son apenas cuatro hectáreas, pero sirven para generar un punto de inflexión y abrir el juego a pensar el espacio público desde otro lugar, priorizando la calidad de vida de una comunidad. Con esa impronta se ideó desde la FIO la Playa de Camiones que la Municipalidad de Olavarría proyecta construir en el ingreso a Sierras Bayas. La iniciativa evitaría el tránsito y estacionamiento de aproximadamente 250 vehículos en ese pueblo de cuna minera. También aportaría más seguridad vial, menos siniestralidad, reducción de la contaminación auditiva y mejoras en el mantenimiento de infraestructura.

 

 

“Es un salto cualitativo porque la idea es revalorizar el espacio público y trabajar para la calidad de vida de los ciudadanos”, analiza el ingeniero Dante Galván, docente, investigador y responsable de la propuesta junto con la Ing. Silvana Gobbi, ambos del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería.

 

 

La Playa de Camiones estará emplazada en el acceso a esa localidad por la Ruta 226, con el propósito de disminuir las externalidades negativas de la circulación y estacionamiento de vehículos pesados. Es un predio que si bien ocupa 6,66 hectáreas, tiene un 60% aprovechable.

 

 

 

La obra data de 2017 pero cobra fuerza ahora en la agenda municipal y en el Presupuesto 2022 con una inversión de 36 millones de pesos. Contempla el acceso y utilización del predio, modificaciones en la rotonda del ingreso a Sierras Bayas para la reducción de velocidad y un carril exclusivo para este tipo de vehículos, además de una sede, áreas administrativas y servicios para el transportista.

 

 

Son tierras donadas por la empresa Loma negra en 2011 y desde la FIO están pensadas como para el montaje de un “Centro de Transporte” que tendrá impacto social en la localidad y responde a un pedido histórico de los sierrabayenses.

 

 

“Esto se dio en el marco del trabajo que venimos realizando con la Municipalidad, desde la Secretaría de Desarrollo Económico, en la Mesa de Logística”, señala el Ing. Galván. En dicha Mesa de Logística “trabajamos en diferentes temas como la distribución de mercancías en el centro, el transporte público o aspectos de la ZALO. En ese contexto se definió el tema del Centro de Transporte o de servicio al transportista en Sierras Bayas”, añade.

 

 

La iniciativa se definió “a partir del relevamiento planialtrimétrico que hicieron el ingeniero Daniel Moris y el agrimensor Carlos Melitón, de la carrera de Ingeniería en Agrimensura. Ese aporte fue invalorable”, destaca el ingeniero Galván, poniendo de relieve el monitoreo que hicieron los profesionales sobre el suelo para tener una referencia adecuada y así establecer mejor las zonas donde emplazar esa playa, a 15 kilómetros de Olavarría.

 

 

“Fue necesario relevar pendientes, zonas planas o curvas de nivel y en función de eso hacer el proyecto. Hay cuatro hectáreas aprovechables por el tema de pendientes y hay que definir grandes mesetas”, grafica el profesional.

 

 

El estacionamiento estará ubicado en el sudoeste del acceso a la localidad y se conectará mediante un ramal de dimensiones reducidas a la rotonda de acceso a la planta urbana. Tendrá “capacidad para 230 a 250 camiones y la idea es generar una zona de servicios y control de acceso. Se contempla incluso una modificación de la rotonda con carril de acceso”, señala Galván.

 

 

Una de las principales ventajas que tendrá esta propuesta es quese elimina el camión estacionado frente a la casa del vecino con lo cual eso implica seguridad vial y la posibilidad de siniestros, además de disminuir el deterioro de la infraestructura porque el pavimento se hizo para que pase un coche y hoy queda un camión cargado que lo va rompiendo”, ejemplifica el referente de la FIO.

 

 

Por lo tanto, hay un aporte comunitario que se traduce en una “mejora del espacio público, con reducción de la siniestralidad sin camiones entorpeciendo el tránsito y una mejora en mantenimiento de la infraestructura”, apunta.

 

 

De todos modos, “la inseguridad vial no es solo por los vehículos estacionados sino por el transporte pesado circulando por ejemplo al lado de bicicleta”, asegura el académico que habla como ciclista y recuerda haber sido víctima de una maniobra inesperada de un camión.

 

 

Un paso adelante

 

Dante Galván marca otro hecho positivo en el proceso de desarrollo de estas convocatorias y es que “en todos los proyectos participan alumnos porque consideramos que es una forma de volcarle a los futuros ingenieros esta idea de contemplar en un estudio de ingeniería, el tránsito y el transporte”.

 

 

Otro punto a favor es quedisminuirá la contaminación auditiva más todas las virtudes que conlleva. Uno espera que Sierras Bayas no tenga camiones frente a la casa de los vecinos y es un salto cualitativo”, enfatiza el ingeniero, seguro de que eso requiere de un debido encuadre legal para que la Playa de Camiones realmente sea utilizada y cumpla su fin en ese lugar que los pueblos originarios bautizaron como Sierra Amarilla, inspirados en el color de la dolomita típico de esa serranía.

 

 

“Venimos con la mirada de revalorizar el espacio público y que lo viva el ciudadano. Trabajar para mejorar la calidad de vida. Proyectos como estos muestran el impacto de la mirada que venimos dando desde la Facultad de Ingeniería”, observa sobre el final el Ing. Galván, con el entusiasmo de saber que la FIO está un paso adelante mientras otras “universidades tienen que dar esos aprendizajes”.

 

Fuente: Prensa Facultad de Ingeniería.