“La importancia de atender seriamente los delitos en el ámbito rural”

Lo destacó el procurador general de la provincia, Julio Conte Grand, en el Foro de Seguridad Rural Nacional realizado en la estancia Santa Dominga. El Departamento Azul, el que más delitos rurales registró en 2020.


Este sábado tuvo lugar en la estancia Santa Dominga de Olavarría el Foro de Seguridad Rural Aregntino que convocó a unos 50 asistentes, entre ellos dirigentes de entidades rurales y productores de numerosos distritos bonaerenses y también de otras provincias. La actividad fue organizada por la Mesa de Seguridad Rural de la Sociedad Rural Argentina, a través de Héctor Fernández Vieyra y de Alejandro Mendía, y contó con la participación del procurador general de la provincia, Julio Conte Grand.

 

El foro fue presidido por el comisario general retirado José Luis Quarleri y contó también con la intervención del especialista en seguridad y productor rural, Luis Fernando Velasco.

 

También estuvieron el fiscal general del Departamento Judicial de Azul, Marcelo Sobrino, junto a los fiscales Lucas Moyano de la UFI N.º 19 y el ayudante fiscal especializado en delitos rurales Juan Agustín Mañero, y Adrián Peiretti de la UFI N.º 13, también especializada en delitos rurales.

 

 

Conte Grand fue uno de los expositores de la jornada y destacó su “entusiasmo” por la realización de este foro. Enfatizó que es la primera vez que se lleva adelante un encuentro de este tipo y señaló que su intención es llevar el modelo de la Mesa de Seguridad Rural de la Provincia de Buenos Aires “a todo el país”. “Quiero manifestar mi emoción personal por ver aquí el primer paso de un camino hacia la conformación de un foro federal con todas las instituciones representadas, del ámbito público y privado” dijo.

 

Planteó la necesidad de “encarar acciones comunes ante las complejidades de lo diverso”, en referencia a diseñar políticas y medidas de acción que atiendan a los diferentes problemas que se presentan en cada región por delitos rurales.

 

A modo de ejemplo brindó detalles de la extensión de la provincia de Buenos Aires y que ello en parte explica “la dificultad para atender, prevenir y resolver los problemas”, aunque consideró que “el principal dato es la heterogeneidad: nada en la provincia de Buenos Aires es igual a lo otro”.

 

 

En ese punto comentó aspectos que hacen al servicio de justicia provincial y puntualmente al Ministerio Público Fiscal. El Departamento Judicial de Azul es el más grande en extensión territorial de la provincia, aunque el que presenta mayor índice delictual es de Lomas de Zamora. Dentro de Departamento Azul se ubican los distritos de Olavarría, Azul y Tandil: “la política criminal a diseñar en cada uno es diferente” dijo para señalar las características demográficas, sociales y económicas de cada municipio y concluir en que “lo que tienen en común es la extensión rural”.

 

Con ello Conte Grand remarcó “la importancia de atender seriamente los delitos en el ámbito rural” y más adelante mencionó que a partir de su gestión, iniciada en diciembre de 2016, el Ministerio Público Fiscal (MPF) se integró a la Mesa de Seguridad Rural provincial.

 

El Procurador informó que recibe habitualmente pedidos de crear unidades fiscales especializadas en distintos temas, y uno de ellos es el de delitos rurales. Indicó que para ello tiene “limitaciones de recursos, de personal y de presupuesto”. No obstante, sostuvo que se brindan capacitaciones a los fiscales para que tengan la especialización, aunque no la exclusividad.

 

Actualmente se cuentan fiscalías exclusivas y especializadas en delitos rurales en el Departamento Azul en la UFI 19 de Olavarría que también cubre la jurisdicción de Laprida y Lamadrid, la UFI 13 de Azul que abarca también a Las Flores y Tapalqué y la UFI 18 de Tandil. También existen dependencias del mismo tipo en Bahía Blanca, Dlores, Mar del Plata, Necochea, Pergamino y San Nicolás.

 

Más adelante se refirió a la importancia de generar estadísticas propias y las medidas que ha tomado en ese sentido. Informó que en 2020 en todo el territorio bonaerense se iniciaron 2.696 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) por delitos rurales. La mayoría de ellos fueron por delitos contra la propiedad.

 

 

En cuanto a la distribución territorial de los delitos rurales, en el Departamento Azul se iniciaron 367 IPP -12,3% del total del año-, en La Plata fueron 363, en Bahía Blanca comenzaron 235 investigaciones y en Mercedes 205.

 

Consideró “clave la capacitación del personal” y con ello el doctor Conte Grand detalló los cursos que se han dictado para el personal desde 2017 en adelante vinculados con la temática de delitos rurales. “Mi aspiración es hacer capacitaciones integrales para el personal del MPF con llegada a todos”, más allá de que tengan dedicación exclusiva al área o no.

 

 

También como objetivos de su gestión, se planteó “propiciar la relación con el medio” a través de vínculos con las instituciones y avanzar en el desarrollo tecnológico.

 

Por último, reiteró la importancia de la realización del foro nacional y expuso como objetivos a largo plazo de esta instancia “diseñar proyectos para reformas legislativas regionales o nacionales”, tener estadísticas confiables y mejorar la confiabilidad del sistema de seguridad y justicia y sus instituciones.