Feria del MTE en el Corsódromo: denuncian “hostigamiento por parte del Municipio”

Así lo manifestaron referentes del Movimiento de Trabajadores Excluidos Olavarría. Solicitaron una audiencia urgente con Diego Robbiani, secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida.


Desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos Olavarría (MTE) en la rama que comprende “Espacios Públicos” solicitaron una audiencia de carácter urgente con el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani.

 

A través de una nota firmada por los referentes Luján Verónica Galván y Emiliano Llorente indicaron que el motivo es discutir las actividades de los feriantes que se reúnen los sábados, domingos y feriados de 16 a 20 en el Corsódromo.

 

Indicaron que son “alrededor de 70 familias, compuesto principalmente por mujeres con hijos menores a cargo, siendo ellas el único sostén económico del grupo familiar”.

 

Resaltaron que después de las elecciones legislativas “ha comenzado una suerte de hostigamiento por parte del Municipio, o al menos de parte de algunos funcionarios del mismo”.

 

En lo concreto, señalaron la notificación que recibieron por parte del personal policial el pasado 20 de noviembre en la que se indica que para continuar continuar con la actividad necesitan la autorización de la secretaría que encabeza Robbiani “cuando siempre hemos estado abiertos al diálogo y aguardando de parte de esa Secretaría a su cargo ser convocados para tratar mediante el consenso y el acuerdo, las directrices que nos permitan continuar con nuestras actividades”.

 

Además, relataron que “durante ese mismo fin de semana, observar los continuos patrullajes de móviles de Control Urbano no pueden ser catalogados de otra manera que intimidatorios, ya que los realizaron entre medio de las personas que asistían a la feria, obstaculizando incluso el libre desplazamiento de los presentes en el espacio en que realizamos nuestra actividad”.

 

Por otra parte, denunciaron que durante la tarde del domingo 21 de noviembre “al momento de encenderse las luces que se encuentran en el Corsódromo, las luminarias que se encontraban en el sector que ocupábamos permanecieron apagadas, con el único objeto de hacer cesar nuestra actividad”.

 

Por último, enfatizaron que “desde el primer día en que iniciamos nuestra actividad de feriantes estamos a disposición de las autoridades para ‘regularizarla’, ya que no solo solicitamos los correspondientes permisos para poder trabajar, sino que venimos poniendo un esfuerzo enorme para mejorar las condiciones en que desarrollamos la actividad que sustenta nuestra economía familiar”.