La Provincia pide discutir ciertas restricciones para los no vacunados

El ministro de Salud Nicolás Kreplak advirtió que en verano puede haber un rebrote. Y sostuvo que hay que continuar con las medidas de cuidados en lugares cerrados.


Mientras que Europa atraviesa nuevas olas de casos de coronavirus y avanza con fuertes restricciones a la sociedad, sobre todo para no vacunados, desde el Gobierno de Axel Kicillof aseguraron que ante un posible rebrote en nuestro país en el verano se deberá discutir algún tipo de estrategia para aquellas personas que no han querido inmunizarse contra el Covid-19.

 

En ese sentido, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, advirtió este jueves sobre la posibilidad de que haya un rebrote durante los meses de calor y pidió discutir eventuales medidas de restricción para aquellas personas que no están vacunadas.

 

“Las restricciones son en función de que se ponga en riesgo el sistema de salud y que la situación sea más grave. No pareciera ser un escenario probable. Pero sí creo puede haber una ola en el verano, sobre todo porque empieza el calor y hay mucho aire acondicionado en lugares cerrados”, afirmó.

 

 

Con una mirada puesta en la situación que atraviesan algunos países de Europa con un importante incremento de contagios, Kreplak se refirió a la posibilidad de implementar medidas sobre aquellas personas que decidieron no vacunarse. “Es una discusión que tenemos que darnos, no solamente sanitaria, sino que tiene que atravesar a toda la sociedad en general y no lo haría en función de los casos, sino que tenemos que darla ahora para llegar preparados al otoño próximo”, manifestó a radio Continental.

 

En ese marco, enumeró ejemplos que se implementan en otros lugares del mundo como que los no vacunados con concurran a los lugares de trabajo, no puedan usar el transporte público, o asistir a espectáculos, entre otros. “Me parece que la discusión es: o es obligatoria la vacuna, o si se produce una serie de restricciones para aquellos que no están vacunados que no solamente se pone en riesgo a él mismo sino a los demás”, señaló.

 

El funcionario pidió ser muy cuidadoso y continuar con las medidas de prevención como el uso de barbijo, ventilación cruzada y el distanciamiento social. “Yo lo que creo es que en el verano podríamos tener algún tipo de rebrote, pero no creo que conlleve restricciones”, insistió. Y destacó la importancia de tener una buena campaña de vacunación de acá al mes de marzo.

 

 

Al ser consultado si le recomendaría al gobernador Axel Kicillof que todos los estatales bonaerenses tengan que estar vacunados para ir a trabajar, respondió que “es una propuesta razonable”. Y remarcó que todo el personal de salud “tiene que estar vacunado”, que en muchos países es algo de carácter obligatorio. “Son discusiones que tenemos que darlas, me parecen razonables y hay que tomarlas lo antes posible, así cuando las decidimos, si llegamos a la situación en la cual haya aumento de los casos pero tenemos la población vacunada”, sentenció.

 

Panorama complejo

 

Por estas horas, Europa vive momentos complicados debido a la suba de casos diarios, y en parte lo vinculan con la vacunación, ya que son muchas las personas que optaron por no hacerlo. De hecho, en la Unión Europea (UE) el 67,7% de la población está totalmente inmunizada. Aunque las diferencias entre países son asombrosas: mientras que en Bulgaria solo un 24,2% fue inmunizada, en Portugal la cifra asciende a 86,7%.

 

En ese sentido, se avanzó en medidas restrictivas, principalmente apuntando a los que no han recibido alguna dosis. El Gobierno italiano decidió excluir a las personas no vacunadas de ciertas actividades de esparcimiento, con el fin de contener el incremento de las infecciones con coronavirus y prevenir encierros financieramente dañinos justo cuando la economía comienza a crecer de nuevo. A partir del 6 de diciembre, solamente las personas con prueba de vacunación o de haberse recuperado del Covid-19 pueden comer en interiores de restaurantes, ir al cine o a espectáculos deportivos, excluyendo con ello la posibilidad de acceder a esas ocasiones con solamente una prueba negativa.

 

Grecia se unió a otros países europeos en la imposición de más restricciones a los no vacunados, y les prohibirá el acceso a espacios cerrados, como restaurantes, cines, museos y gimnasios, aunque den negativo en las pruebas de Covid-19. Austria, Alemania, Eslovaquia y la República Checa también limitaron la vida pública de los no vacunados.

 

Actualmente, en los Países Bajos bares, restaurantes y comercios esenciales cierran a las 20 y el resto de comercios a las 18, y se insta a los ciudadanos al teletrabajo y a no recibir a más de cuatro personas en casa. Y en Bélgica, en tanto, los gobiernos regionales impusieron nuevas restricciones sanitarias, que provocaron manifestaciones violentas.

 

Fuente: Agencia DIB