Condena de más de 5 años de prisión por un abigeato en Sierras Bayas

Así fue resuelto desde el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Azul. El caso se registró a mediados de julio del 2017 y pericias de ADN fueron claves para esclarecer el hecho.


En las últimas horas un juez azuleño condenó a un olavarriense a más de 5 años de prisión tras haberlo hallado culpable de un abigeato ocurrido hace ya varios años en un establecimiento rural ubicado en el acceso a Sierras Bayas.

 

De acuerdo a lo que se pudo establecer durante las audiencias de debate, los hechos ocurrieron entre el cierre de la noche del 15 de julio y el inicio de la madrugada del 16 de julio del 2017, en el campo La Teresa, ubicado a pocos kilómetros del casco urbano de la localidad serrana. “Mediante el empleo de arma blanca dio muerte al degollar a dos cabezas de ganado mayor siendo éstos vacunos raza Aberdeen Angus negros, las que le eran totalmente ajenas (…) y luego procedió a depostar uno de los animales  -usando elementos aptos para tal fin- apoderándose ilegítimamente de los cuartos y paletas, dejando entero -pero sin vida al restante animal-, para posteriormente retirarse del lugar”, relató el juez Martín Eugenio Céspedes, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Azul.

 

Se detalló que las vacas eran de cría y estaban preñadas. Una de las claves para el esclarecimiento del caso fue el ocasional paso por el sector por un agente policial, a quien extrañó los movimientos de una camioneta. Semanas más tarde, en el marco de un allanamiento, en un rodado de esas características se incautarían, entre otros elementos, pelos y cuero de animal que permitieron implicarlo en los hechos.

 

Foto ilustrativa

 

Fue una especialista de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro, la doctora en Ciencia Animal Lía Nora Padola, quien peritó las muestras extraídas y llegó a la conclusión que existía una coincidencia genética entre las muestras halladas en esa camioneta y las recolectadas en la escena de los hechos.

 

En el lugar del allanamiento se incautaron además cuchillas y otra serie de elementos que agravaron aún más la situación procesal del único acusado, Jorge Luis Baglio. Con todo ello el juez azuleño, acompañando los planteos del fiscal en Delitos Rurales Lucas Moyano, decidió aplicar la pena de 5 años y 6 meses de prisión, además de una multa económica de $ 34.800, “equivalente a dos veces el valor promedio de la hacienda sustraída al momento del hecho”, todo por haber sido hallado culpable del delito de “abigeato agravado”.

 

A la par, para comprender el monto de la pena, también vale dar cuenta que como agravante se computó “el haber actuado al amparo de la nocturnidad, ya que tal circunstancia objetivamente considerada, puede tanto facilitar la realización del delito, por la menor capacidad de la víctima para defenderse o la de un tercero para evitar la consumación”.