Sergio Faifman: “Estamos volviendo a los niveles de producción de 2018”

El CEO de Loma Negra destacó el buen momento del mercado de cemento a minutos de la inauguración de la segunda línea de producción de L´Amalí.


El CEO de Loma Negra, Sergio Faifman, destacó el buen inicio de producción en la nueva fábrica L´Amalí II, que desde noviembre ya produce cemento, y adelantó expectativas positivas para la proyección del rubro el año que viene con posibilidad de alcanzar los niveles récords de producción de 2017.

 

“Las expectativas son muy buenas. La fábrica ya está marchando desde agosto. En noviembre pudimos empezar a producir cemento y los valores de la fábrica son espectaculares en lo que tiene que ver con producción, consumo de energía, condiciones y demás. Es un salto tecnológico muy bueno y es un avance para la compañía y para Olavarría” destacó el directivo de Loma Negra. Más adelante hizo hincapié en que “la capacidad total de la fábrica podría abastecer a media Argentina” al tiempo que dejó en claro “en esta etapa se va a trabajar a un poco menos de capacidad, viendo cómo evoluciona el mercado”.

 

 

Fue en el inicio de las actividades de inauguración formal este viernes. En la planta ya estaban presentes directivos de Intercement, el grupo financiero de capitales brasileños propietario de Loma Negra, y también se indicó que asistió parte de la familia Camargo Correa.

 

Asimismo, ya estaban presentes el intendente Ezequiel Galli, numerosos funcionarios municipales, referentes locales del Frente de Todos y el ministro de Hábitat y Desarrollo Territorial de la Nación, Jorge Ferraresi.

 

 

Faifman indicó que “para la segunda línea estamos incorporando a 160 personas en forma directa, adicionales a las 320 que ya trabajaban en la primera línea”.

 

El CEO respondió sobre los cuatro años en los que se definió el inicio de la obra, el comienzo efectivo y la finalización este año, épocas con cambios económicos muy importantes para el país. “Fue muy complejo. En muchos momentos se discutió si la obra se debería parar o no. Y la verdad es que con la visión que teníamos de Argentina y demás, los accionistas apoyaron eso, mantuvimos la inversión a pesar de todas las dificultades del país” afirmó.

 

 

Acerca de las visitas de funcionarios de gobierno, dijo que “con el gobierno tanto Municipal, como Provincial y Nacional tenemos muy buena relación. Lamentablemente el Presidente no va a poder venir por compromisos de agenda y sí va a participar para el cierre por video en streaming. Confirmó la presencia, más allá del intendente de Olavarría, el Gobernador de la provincia de Buenos Aires y el ministro Ferraresi que van a estar acá. Después hay otras autoridades que van a estar participando como diputados y demás”.

 

La nueva planta

 

El directivo respondió sobre el impacto de esta nueva planta en Olavarría. Aludió a la etapa de construcción para apuntar que “tuvo un impacto muy positivo, si ustedes recuerdan los momentos pico trabajaban casi 2.000 personas con lo cual creo que todo eso generó mucha actividad en Olavarría. Adicionalmente no solo son las personas que trabajan, sino los puestos que se generan indirectos para todo el tráfico que la ciudad va a tener con el ingreso de camiones”.

 

Añadió que hasta el momento la planta L´Amalí no tenía despacho de bolsa: se hacía en Cañuelas. Ahora se incorporó este sector: “la línea de producción de embolsado está incluida con lo cual también va a haber mucho más movimiento de camiones en Olavarría y eso demanda más actividad” planteó.

 

Faifman remarcó además que “la fábrica está tiene los más altos estándares en niveles de cuidado del medio ambiente”. Sobre el tema explicó que “las emisiones de CO2 son las más bajas que hay en cualquier fábrica y está en los estándares internacionales. Adicionalmente esta planta está preparada para procesar residuos, con lo cual eso hace que el día de mañana se pueda reemplazar combustible sólido por residuos industriales. Y también tiene todo un sistema de recupero de agua de lluvia que la hacen sumamente eficiente en el consumo de agua”.

 

Crecimiento del rubro

 

Para 2021 la industria cementera prevé entregar casi 12 millones de toneladas para dejar atrás tres años consecutivos de caídas, ocasionadas primero por la recesión económica y luego por el impacto de la emergencia sanitaria. La última proyección dada a conocer mostraba así un aumento de los despachos de 15,1% para todo este año.

 

 

En ese sentido, Faifman reafirmó que “el volumen de cemento de este año está cerrando con un crecimiento importante respecto al año pasado. El año pasado había tenido una caída fuerte y el crecimiento de este año fue superior a la caída del año pasado”.

 

“Estamos volviendo a los niveles de producción de 2018 con lo cual, si recuerdan los años récord de la industria 2015 y 2017, este año terminaríamos levemente por debajo de lo que fue 2017” agregó.

 

En cuanto a 2022, adelantó “estamos previendo que el volumen se mantenga, que tenga un crecimiento leve para el año que viene de 3 o 4 por ciento con lo cual -si eso se da- estaríamos en los niveles récord de la industria”.