“Si tenemos que pagar 20.000 millones el año que viene hay que vender todo”

El gobernador Axel Kicillof fue parte de la inauguración de L´Amali II y habló sobre la deuda con el FMI. “El Fondo Monetario Internacional tiene que entender que metió la pata”, enfatizó.


“Estoy impresionado”. De esa manera el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inició la rueda de prensa dejando ver su asombro ante la magnitud de la obra que permitió la inauguración de la segunda línea de la planta de L´Amalí II de Loma Negra.

 

“Es una inversión de 350 millones de dólares en la provincia, en la Olavarría, es una apuesta muy grande de una empresa transnacional a nuestro país, y creo que estamos honrándolo porque este bimestre la producción de cemento fue récord en 10 años”, agregó  el mandatario bonaerense ante los medios presentes.

 

 

Fue allí también que puso el acento en la “batería” de medidas dispuestas tanto desde el Ejecutivo Nacional como de la Provincia y el Municipio para avanzar en la recuperación post pandemia. “Todo lo que estamos construyendo en buena medida sale de plantas como estas. Ésta es la planta hoy más grande de Latinoamérica, me mostraron un molino que hay solo dos en el mundo de este tamaño, el más grande del mundo junto con Pakistán. O sea que son instalaciones realmente de envergadura mundial que sirven para producir algo que después también genera trabajo, y trabajo que genera trabajo, porque cada bolsa de cemento que sale de acá, cada vez que sale con el tren, el cemento a granel después de eso involucra actividad económica en toda la provincia de Buenos Aires, fundamentalmente porque somos este el bastión productivo del País, pero también en toda la República Argentina”, agregó.

 

“Es importantísima esta inauguración, es importantísimo que la empresa haya confiado en la perspectiva que hay en adelante, y nosotros con una misión ahora que es usar todo el cemento que se puede producir acá, son yacimientos que le dan vida a la ciudad, a las regiones de la provincia”, continuó. “Cada bolsa de cemento que uno ve, cada vez que ves funcionar esto, estas instalaciones, los depósitos, no se alegra por la actividad económica, pero también veo un aula en una escuela, también veo una nueva ruta, también un hospital. Bueno, todo lo que significa e involucra este material”, completó.

 

La deuda con el FMI

 

Prácticamente hasta allí se extendió lo referido a la flamante obra en Loma Negra, ya que las preguntas y respuestas viraron hacia un tema clave, como lo es la deuda con el Fondo Monetario Internacional, con su correlato directo en todo lo que es inversiones y obras. “Primero, para empezar, 44.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional, miren las magnitudes que estamos viendo, uno camina y se cae de espalda. Esta instalación salió 350 millones de dólares, 100 veces más, 150 veces más es lo que le tomamos al fondo, se podrían haber hecho 150 plantas como esta”, enfatizó.

 

Inclusive avanzó en la cuestión y hasta trazó una analogía con el sector al plantear que hoy el país tiene “una bolsa de cemento en la espalda, una carga muy grande, muy pesada”. No obstante ello, enfatizó que hay que “buscarle una solución que no nos comprometa más en el futuro, ya el daño está hecho”.

 

 

“Es muy importante lo que comentaba Cristina el otro día en su carta, que debemos toda la diligencia política la Argentina asumir lo que ocurrió y buscarle una solución para adelante. Nadie hoy se puede lavar las manos, y nosotros porque tenemos la responsabilidad de gobierno. No se puede decir ‘bueno que le pague Dios’, no es así, entonces hay que buscarle una solución que no compromete el futuro y bienestar”, insistió.

 

Asimismo, también vinculó la negociación con el FMI cuando las consultas avanzaron sobre las obras pensadas para Olavarría. Habló sobre lo proyectado para la Ruta 51 e inclusive el Polo Judicial, pero enfatizó que “venimos de 6 años de crisis acumulada. Necesitamos seis años de recuperación y eso tiene que tener una planificación”.

 

 

“Creo que se inicia una etapa, despejado primero el nubarrón de la deuda con los privados, ahora en la Provincia también el endeudamiento tan fuerte y los vencimientos es grande. Fíjense esto del Fondo Monetario, hay algo firmado, no es que no hay hoy una regla el arreglo, es pagar 19.000 millones de dólares, el año que viene tenemos 41.000 millones de dólares de reserva, es absolutamente impagable lo que quedó y esto hay que redimensionarlo sin comprometer el futuro de todos nosotros. Creo que el Fondo Monetario Internacional tiene que entender que metió la pata, que acompañe un proceso sostenible”, continuó.

 

“Nosotros ahora le tenemos que dar sostenibilidad, es lo que siempre plantea el ministro Guzmán, hay que darle sostenibilidad y en eso esperamos sin agresión, con los datos, pero poder hablarlo también con la oposición porque obviamente son planes que va a haber que afrontar a largo plazo. Esperemos que esto se puede estirar lo más posible, porque si no todo lo que ustedes me preguntan de qué va a pasar en la Olavarría… si tenemos que pagar 20.000 millones el año que viene, hay que vender todo, o sea que es imposible”, finalizó.