Continúa la protesta de Ceferino Martínez frente a la sede del Departamento Judicial de Azul

El olavarriense busca que se investigue a fondo la muerte de su hijo. En un momento se cayó y siguió con el reclamo desde el piso.


Ceferino Carlos Martínez continúa con la protesta para que se investigue las condiciones en las que se produjo la muerte de su hijo Macario, en lo cual denuncia un abandono por parte del sistema de salud de Olavarría. Es por ello que ha hecho visible su reclamo en distintos puntos de la ciudad, pero desde hace ya unos días optó por trasladarse a Azul, donde se encuentra la sede del Departamento Judicial de la región.

 

Foto Archivo

 

“Estoy lleno de bronca e indignación, mi hijo tenía diabetes y piedras en la vesícula, y me tuvieron un año yendo y viniendo del hospital sin respuestas” afirmó Ceferino en diálogo con el Diario El Tiempo de la vecina ciudad.

 

El hombre comentó que desde el centro de salud municipal “Dr. Héctor Cura” no le brindaron la atención necesaria excusándose en la pandemia de coronavirus, y que su hijo sufrió falta de cuidados ya que “no lo operaron cuando fue necesario”. “No voy a parar hasta que se sepa la verdad”, agregó.

 

Foto Nicolás Murcia / Diario El Tiempo de Azul

 

Martínez a su vez confesó que tuvo que contratar a un médico forense para que se esclarezca la causa del fallecimiento de Macario, por el motivo que desde el nosocomio le habían comunicado que fue por un pre infarto. “El 23 de abril tuve que ir al hospital a preguntar porque no me llevaban a mi hijo a La Plata, que se me estaba muriendo” denunció Ceferino.

 

Además, comentó que se movilizó para pedir la historia clínica y aseguró que quisieron agregar en la misma que su hijo había contraído Covid-19 cuando según él “nunca tuvo covid”. Ceferino recalcó que no va a parar de gritar hasta que las autoridades le den una respuesta. Eso quedó de manifiesto este jueves, cuando al caer de su silla continuó con reclamo a viva voz desde el suelo, frente a la escalinata de acceso al recinto judicial.

 

Fotos Nicolás Murcia /Diario El Tiempo de Azul

Fuente Diario El Tiempo de Azul