Arrebatando Lágrimas festeja 22 años de construcción colectiva

La mutual de arte celebrará el próximo domingo 12 de diciembre un nuevo aniversario. Será en Rufino Fal y Chiclana a las 19:30.


“22 carnavales que nos encuentra y nos alegra. 22 carnavales que construimos fiesta popular. 22 carnavales sembrando en cada barrio, en cada rincón de la ciudad y en cada pueblo. 22 carnavales porque creemos que l@ cura es el carnaval. 22 carnavales que se siente nuestro latido. 22 carnavales que acobija murguerxs de nuestra ciudad”.

 

La mutual de arte popular murga Arrebatando Lágrimas se prepara para festejar 22 años de construcción colectiva y lucha constante y vigente por el carnaval olavarriense. Lo hará con la presentación del espectáculo “L@ cura es el carnaval” como cierre del tiempo extraordinario que nos toca vivir en el planeta.

 

La cita será el domingo 12 de diciembre a las 19:30 en Rufino Fal y Chiclana, en el terreno donde la agrupación proyecta su centro cultural comunitario.

 

Ante la pandemia Covid-19 la agrupación carnavalera nunca dejó su accionar, redireccionando las actividades hacia la ayuda comunitaria en múltiples aspectos y continuando las actividades de forma virtual como también con pequeñas intervenciones cuando las posibilidades y condiciones nos permitieron.

 

Como símbolo de renacer este domingo la agrupación festejará exactamente 22 años de presentaciones constantes y diversas entre alegría, proclamas y muchos latidos con el resonar de los tambores y vibrar de los cuerpos en danza.

 

Desde la agrupación se invitó a los vecinos y vecinas de la ciudad a asistir con sillas o reposeras. Además, indicaron que el evento contara con cantina para poder sostener la inversión que realizarán con la presentación.

 

 

Un poco de historia

 

La Mutual de Arte Popular Murga Arrebatando Lágrimas es una agrupación carnavalera de 22 años de existencia. Dicha murga se formó en el año 1999 y está integrada actualmente por un cuerpo de percusión, cuerpo de bailarines, mascotas, actores que interpretan personajes, coro y colaboradores.

 

También cuenta con elementos de fantasía como muñecos, estandartes, pancartas, banderas, sombrillas.

 

Tuvo su primera presentación el 12 de diciembre de 1999 en el marco de la muestra de cuadros callejeros “Pedazos”, que formó parte de la exposición “Resignificaciones públicas”.

 

 

El rojo, amarillo, azul y verde fueron elegidos para colorear la ciudad del cemento y son distintivos, y su logo del ojo entre dos manos, en alusión a su nombre que arrebata las penas de la gente.

 

Desde ese momento su intención fue recuperar la fiesta del Carnaval, volcando en sus presentaciones homenajes a otras épocas sin descuidar la actualidad, organizando espectáculos carnavaleros en distintos barrios de la ciudad posicionándose como los hacedores de la vuelta del carnaval a Olavarría desde 1999 hasta nuestros días.

 

Arrebatando Lágrimas, guarda en su espíritu ¨las ganas de arrebatar los dolores de la gente de esta ciudad¨. Desde su formación se dedicó a cantar y utilizar los más variados instrumentos con el padrinazgo del bombo con platillo, Instrumento característico de la estética murguera.

 

 

Esta murga varía en las organizaciones comunes de cualquier murga; Se forma entendiendo que la murga se hace en grupo y con el pueblo. Se maneja de manera colectiva, no hay director, sino que el grupo decide sobre el accionar de la misma, ejerciendo el pluralismo y la democracia en cada decisión.

 

Su punto de partida fue el parque norte y la Plaza Aguado, desde 2011 se encuentra trabajando hacia el interior del barrio Hipólito Yrigoyen donde en un futuro próximo se comenzara a construir “Casa Murga”.

 

Desde hace años la murga fomenta el crecimiento de su lenguaje en la comunidad, realizando talleres en los que transmite los conocimientos adquiridos, en diversas instituciones y localidades dentro de la provincia y el barrio. Colabora con el compromiso social y enarbola el sentido del trabajo con la “memoria”.