Reelección de intendentes: Galli, en una reunión con la dirigencia del Pro

Tensión interna. Los dirigentes nacionales del partido se mostraron en contra del cambio en la legislación. Los jefes comunales hicieron saber su malestar.


La dirigencia nacional del PRO rechazó las reelecciones indefinidas y con eso creció el malestar de los intendentes bonaerenses.

 

Las novedades surgieron tras el encuentro de la Mesa Nacional del Pro este viernes por la mañana en las oficinas de Mauricio Macri en Olivos. Allí estuvo Ezequiel Galli, el jefe comunal de Olavarría y uno de los que busca volver a presentarse en 2023.

 

Las diferencias en el PRO por la ley de reelección de los intendentes quedaron marcadas y hubo tensión interna: la postura de los dirigentes nacionales es un rechazo, mientras que los jefes comunales marcaron su intención de abrir el juego en el próximo periodo electoral.

 

 

“La reunión fue el dogmatismo de la conducción nacional versus el pragmatismo de los intendentes” dijo uno de los referentes nacionales del PRO sobre el debate.

 

Un grupo de intendentes había solicitado una cumbre con las principales figuras del partido para discutir un cambio en la ley que se sancionó en los años de María Eugenia Vidal como gobernadora y por la cual se permite una sola reelección de mandatarios municipales bonaerenses.

 

Estuvieron en el encuentro Patricia Bullrich, presidenta del PRO, el jefe comunal Horacio Rodríguez Larreta, Cristian Ritondo, jefe del bloque en Diputados, el presidente de la bancada en el Senado, Humberto Schiavoni, Diego Santilli y María Eugenia Vidal. Por el lado de los intendentes se presentaron Jorge Macri (de licencia en Vicente López); Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús) y también Ezequiel Galli.

 

 

Tras la exposición de la postura de rechazo por parte de los dirigentes nacionales, los intendentes plantearon su desacuerdo y apuntaron a modificar la actual norma porque dejaba “dos agujeros” en su normativa. Se refirieron así a la imposibilidad de que su aplicación fuera retroactiva (fue promulgada en 2017) y que permite que aquellos intendentes que no cumplieron la mitad de su mandato salirse a otro cargo y regresar dos años después buscando otros ocho años.

 

Este segundo aspecto es el que abrió la puerta a que, hasta ahora 22 intendentes comenzaron a abandonar sus municipios para quedar habilitados a presentarse como candidatos en 2023. Este resquicio ha sido mayormente utilizado por el Frente de Todos, pero también por alguno de la oposición provincial.

 

En ese marco el propio FdT propuso cambiar la ley: el diputado Walter Abarca presentó un proyecto de modificación en la Legislatura. El massismo ya se opuso y la UCR está a favor.

 

 

La postura de los jefes comunales del Pro había sido acordada en un Zoom que se hizo hace quince días. Según se adelantó, tras este encuentro habrá otra reunión virtual de los intendentes y no se descarta una rebelión.

 

“Hay mucha bronca”, admitió un jefe comunal en diálogo con un medio nacional. “En el partido hay gente que maneja una estructura nacional y que no tiene nada de empatía con lo territorial y provincial, que es precisamente lo que te hace ganar o perder una elección” sostuvo otra fuente que estuvo en el encuentro en un medio digital.

 

Fuentes: Perfil, Infobae, Clarín