Kicillof encabezó acto de la Bonaerense y pidió “una policía más humana”

El mandatario habló en un acto por el bicentenario de la fuerza y dijo que “vamos a ser implacables con todo incumplimiento de la normativa y de los derechos humanos”.


El gobernador Axel Kicillof encabezó este lunes un acto por el bicentenario de la Bonaerense y pidió por “una nueva policía que sea más humana” tras el caso de gatillo fácil en Miramar en el que fue asesinado el adolescente Luciano Olivera.

 

El mandatario estuvo en la Escuela “Juan Vucetich” de Berazategui, en donde además le tomó juramento de fidelidad a la función policial a agentes egresados.

 

“Es para nosotros muy importante estar hoy concluyendo este proceso de formación de 3 mil nuevos agentes para la Policía de la provincia de Buenos Aires y pronto en abril mil más para la policía rural”, indicó Kicillof en su discurso.

 

Destacó además la equiparación del salario de la Bonaerense con las fuerzas federales y la inversión hecha en equipamiento y formación durante sus dos años de gestión, mientras que apuntó contra la administración anterior.

 

Además Kicillof consideró que había un “desprestigio que acosaba a la fuerza”. “Es fundamental reconciliarnos con el pueblo de la provincia de Buenos Aires. Es fundamental ganar de nuevo su confianza, su afecto”, agregó.

 

“No vamos a soportar y vamos a ser implacables con todo hecho de corrupción. Y no vamos a soportar y vamos a ser implacables con todo incumplimiento de la normativa y de los derechos humanos”, aseguró.

 

Kicillof dijo que “ese es el desafío que tenemos: una nueva policía para la provincia de Buenos Aires” y que “tal es así que en los próximos años vamos a duplicar la cantidad de agentes”.

 

El Gobernador también destacó el trabajo de los agentes en el marco de la pandemia de coronavirus y pidió que “sirva eso como punto de partida y como ejemplo para lo que nos espera”.

 

“Necesitamos una nueva policía que sea más humana”, indicó. Las palabras del mandatario se dan tras el asesinato de Luciano Olivera, un chico de 16 años que fue asesinado de un disparo en el pecho por un agente de la Bonaerense.

 

Fuente: DIB