El vidalismo expresó su oposición a las reelecciones indefinidas

Mediante un comunicado explicitó su oposición a la posible derogación de la Ley que impide a los intendentes presentarse a un tercer mandato. Entre los firmantes aparece Juan Carrara.


Encabezados por la ex gobernadora María Eugenia Vidal y el diputado Cristian Ritondo, un grupo de legisladores bonaerenses “vidalistas” presentaron un comunicado en el que se manifestaron a cualquier tipo de modificación de la Ley que impide las reelecciones indefinidas en la Provincia. Se estableció en 2016, y se agregó un apartado en el que cuenta desde la elección de 2015.

 

Titulado “Un no rotundo a las reelecciones indefinidas” ante la posibilidad de que la Legislatura apruebe, en el marco de las negociaciones por el presupuesto y la ley fiscal, entre otros proyectos, uno que derogue completamente el límite de dos mandatos consecutivo u otro que modifique un artículos de la ley vigente -14.836- para que ese tope se cuente desde 2019 y no desde 2015, de modo que quienes ahora suman dos mandatos puedan acceder a uno más.

 

“Este año, a través del voto, todos los argentinos han sido claros y contundentes: quieren cambiar y están hartos de los ‘atajos’ políticos y de las normas solo se cumplen cuando conviene, por eso nos comprometemos a no votar nada que directa o indirectamente permita que los intendentes que asumieron en 2015 y reeligieron en 2019 puedan volver a presentarse”, arranca la misiva que suscriben, además de la ex mandataria, el diputado nacional Cristian Ritondo y los legisladores provinciales Walter Lanaro, Owen Fernández, Alex Campbell, Daniel Lipovetzky, Johanna Panebianco, Santiago Passaglia, Anastasia Peralta Ramos, Matías Ranzini, Sergio Siciliano, Noelia Ruiz y Juan Carrara.

 

“La ley 14.836 que puso fin a las reelecciones indefinidas es un punto de inflexión que garantiza que nadie se adueñe del poder y que nunca más haya ‘barones’ ni en el Conurbano ni en ningún otro lugar del interior”, señala la carta. Y añade: “Además no podemos permitir que una ley, que ya se aplicó, ahora se quiera modificar, imponiendo privilegios de algunos sobre otros ya dentro del mismo sistema político. A todo eso la gente le dijo basta”.

 

El comunicado surgió ante la posibilidad de que el proyecto de derogación pueda ser votado en el paquete de iniciativas que podrían llegar a los recintos de diputados y senadores el próximo “supermartes”, el 28 de diciembre, cuando podría tratarse el Presupuesto y la Ley fiscal 2022, además de la nueva ley de ministerios, como parte de un acuerdo que incluye el nombramiento de opositores en varios organismos del Estado.

 

“Ratifica la importancia de defender valores como la renovación política y la alternancia que están reflejados en la ley 14386 que limita las re reelecciones en nuestra provincia de Buenos Aires, y que de ninguna manera votaremos ninguna propuesta que implique su derogación o modificación. Es una ley impulsada por Juntos y es nuestro deber y responsabilidad defenderla y sostenerla”, sostuvo Daniel Lipoveztky, quien fue elegido como diputado provincial en la Séptima Sección.

 

“Le volvemos a decir No a la Reelección indefinida de Intendentes, Diputados, senadores, concejales y Consejeros escolares. Creemos realmente en el recambio en la política y lo manifestamos públicamente al intento de algunos de modificar la Ley que votamos durante nuestro Gobierno”, manifestó Alex Campbell.

 

La posición en contra del límite de las reelecciones es apoyada por los alcaldes del peronismo, pero también por los del radicalismo, aunque estos últimos preferirían la vía de modificar el artículo que marca el inicio del conteo en 2015, mientras que los primeros, en general, creen que debe volverse al régimen de reelecciones indefinidas.

 

En la Legislatura hay un proyecto, presentado por el diputado Walter Abarca, del FdT, que elimina directamente cualquier límite.

 

La bancada del FdT está en general a favor de avanzar con alguna modificación, sobre todo luego de que el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof dieran su visto bueno, luego de la derrota del oficialismo en las PASO de septiembre, cuando un grupo de intendentes se sumó al Ejecutivo bonaerense.

 

Pero el massismo, que es parte de ese bloque, se niega a apoyar la idea, ya que fue el espacio que presentó el proyecto que después terminó avalando Vidal en 2016. El mensaje de Vidal va dirigido también a los legisladores de Juntos por el Cambio más ligados a los intendentes de ese espacio, que al igual que los peronistas y radicales, quieren eliminar en obstáculo a su eventual reelección en 2023.