Prisión preventiva y elevación a juicio de la causa contra un hombre acusado de matar a un familiar

Ambas medidas habían sido requeridas días atrás por la doctora Viviana Beytía, titular de la fiscalía local N° 5.


Un olavarriense de 30 años que se encuentra acusado de haber asesinado a un familiar seguirá tras las rejas, según fue resuelto en las últimas horas por el doctor Carlos Villamarín, titular del Juzgado de Garantías local N° 2, quien acompañó el planteo  de prisión preventiva que días atrás había sido elevado por la doctora Viviana Beytía, titular de la fiscalía en violencia familiar y de género (UFI 5).

 

 

El dato no menor es que el magistrado local no sólo avaló el pedido de prolongar la detención del imputado, sino que además aceptó la elevación a juicio de las actuaciones al considerar que ya estaba culminada la etapa preparatoria, por lo que resta ahora conocer qué Tribunal y en qué fecha se resolverá, al menos en su primera instancia, la investigación.

 

Se trata de la causa judicial en contra de Fabio Emiliano Pais, a quien la fiscalía lo ubica como el autor de un hecho que se registró en la noche del último 14 de noviembre en las afueras de un domicilio ubicado sobre Calle 13 al 4300, sitio en donde Osvaldo Raúl Ramírez, con quien lo unía un vínculo familiar, sufrió golpes con un palo y puntazos en distintas partes de su cuerpo con un arma blanca. La víctima fue remitida al Hospital Municipal “Doctor Héctor Cura”, pero horas más tarde se confirmó su deceso.

 

 

No obstante, previo a su traslado pudo hablar con los policías que lo auxiliaron e identificó a Pais como su agresor, versión que tuvo su complemento en la declaración de otros testigos. A la par, tareas sobre el domicilio del acusado permitieron el hallazgo y secuestro de cuchillos y otros elementos que fueron sumados como evidencia a la causa.

 

La fiscal Viviana Beytía fundamentó el pedido de prisión preventiva principalmente en la “seriedad” del delito que se le imputa, que fue tipificado como “homicidio simple”, y la “severidad” de una posible pena en caso de ser hallado culpable de esa figura penal, lo cual fue entendido como un “peligro procesal” por el temor de que el acusado pueda fugarse “para eludir la acción de la Justicia”. La moción, tal como se narró previamente, tuvo su eco en la resolución emitida recientemente por el juez Carlos Villamarín.