Un horno: Cerca de 33° y rige el alerta “amarillo” por las altas temperaturas

La sensación térmica ha estado en valores aún más altos. A la par, pronostican tormentas aisladas para lo que resta de la jornada.


Sin dudas el calor ha sido uno de los temas de la semana.  La última semana del 2021 se ha hecho sentir y mucho, con valores que han superado de manera holgada los 30°, razón por la cual Olavarría y varios puntos de la Provincia de Buenos Aires están nuevamente en alerta “amarilla”, precisamente, por las altas temperaturas.

 

Según los datos recabados desde la Estación Meteorológica local en lo que va de la jornada los valores máximos estuvieron alrededor de los 33°, un valor que en sensación térmica fue superado en el inicio de la tarde. Vale recordar que la máxima había sido estimada en 36°.

 

 

El alivio, aunque sea momentáneo, llegará con las tormentas aisladas que están pronosticadas para todo lo que resta de este miércoles, tal como sucedió también en lo que va de esta tarde. También se anticipa un incremento en los vientos.

 

Vale dar cuenta, por último, que la probabilidad de precipitaciones se prolonga hasta la tarde de este jueves inclusive. No obstante, se espera nuevamente una máxima por encima de los 30 grados.

 

Alerta “amarillo” y recomendaciones

 

Tal como se explicó el último martes, “nivel amarillo” se traduce en un posible “efecto leve a moderado en la salud”. “Pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas”, se agregó desde el Servicio Meteorológico Nacional.

 

Además de dar cuenta de las altas temperaturas, desde el Servicio Meteorológico Nacional se compartieron una serie de recomendaciones a tener en cuenta en días de altas temperaturas. Las compartimos a continuación:

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

 

Ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá actuar de la siguiente manera:

 

  • Solicitar de inmediato asistencia médica.
  • Trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.
  • Intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.