Estudio del Conicet: casi la mitad de la población sufrió ansiedad en la pandemia

La encuesta fue realizada por la socióloga Gabriela Irrazábal y revela que el 47,2% de los ciudadanos consultó con algún experto por estrés.


Muchos estudios a nivel mundial mostraron el gran porcentaje de personas que sufren de ansiedad u algún otro trastorno de salud mental con el coronavirus. Pero por primera vez, desde el inicio de la pandemia, se conoció la encuesta a nivel nacional de la socióloga Gabriela Irrazábal del CONICET. Según revela el 47,2% de los ciudadanos consultó con algún experto por trastornos de ansiedad, seguido por la depresión con el 36,8% y por último afecciones de tipo psiquiátrico con el 14,0%.

 

Esta investigación también devela que las personas sufrieron tres dificultades principales en pandemia: salud mental, alergias y problemas en la piel, mientras que el coronavirus recién aparece en quinto lugar y corresponde a quienes ya tuvieron la enfermedad.

 

La muestra fue realizada en 4.537 casos en todo el país. De los 1.799 casos que declararon sufrir ansiedad, 511 (28,4%) consultó a psicólogo/a y 118 (6,6%) consultó al psiquiatra. Para los 1.401 que señalaron depresión, unos 367 (26,2%) fueron a un psicólogo/a y 122 (8,7%) a un/a psiquiatra. Se estima que entre un 14 y 16 por ciento acudieron a un familiar o amigo para contarle sus problemas.

 

A su vez se indica que 3 de cada 10 personas no recurrieron a nadie ante este tipo de trastorno y dos de cada diez asumieron la actitud de dicho problema. Pero un importante dato, con respecto a la religión, señala que las creencias religiosas no han sido incidentes en grandes dimensiones. Los evangélicos caen con más frecuencia a la oración en un 78,7% que el resto, mientras que los católicos alcanzaron el 42,5%.

 

Otra de las cuestiones que expresa el estudio es que la mayoría está a favor de la vacunación obligatoria para grandes y chicos. Ante el aumento de casos en los últimos días la gente fue consultada sobre si respetaría nuevas restricciones por 15 días y el 53,7%, más de la mitad, indicó que estaría dispuesto a cumplir el aislamiento preventivo.

 

Fuente: DIB