El inicio del calor: Olavarría ya está en “alerta amarilla” por las altas temperaturas

La temperatura superó los 32 grados y se indico que dicha alerta genera “efectos leves a moderados en la salud”. Las recomendaciones para evitar un golpe de calor.


Este domingo, el tema de agenda por excelencia empezó a sentirse en la ciudad: con temperaturas que superaron los 32 grados, Olavarría se encuentra dentro de un “alerta amarillo” por altas temperaturas, situación que se mantendrá durante toda la semana.

 

Se explicó desde el Servicio Meteorológico Nacional que el nivel amarillo genera “efectos leves a moderados en la salud” y puede ser peligrosas “sobre todo para los grupos de riesgo, como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas”.

 

 

Es el inicio del infierno: desde este lunes y hasta el viernes las máximas oscilarán entre los 37 y 38° sin ninguna previsión sobre lluvias o descenso de temperatura. El jueves, por ejemplo, el Servicio Meteorológico Nacional estima una mínima de 21 grados, muy alta para el promedio de esta época.

 

Otros modelos de medición incluso plantean un panorama más agudo, dado que estiman temperaturas que llegarán a los 40 grados e incluso algunos grados más en jornadas como la del jueves, quizás la de mayor complicación para soportar.

 

Por esta previsión, desde Coopelectric solicitaron a la ciudadanía realizar un “consumo racional del agua y la energía” y además se emitieron una serie de consejos para evitar golpes de calor y deshidratación.

 

  • Cuidar la hidratación y la alimentación.
  • Dar el pecho a los lactantes con mayor frecuencia.
  • Ofrecer a los niños abundante agua segura y jugos naturales durante todo el día
  • No ofrecer bebidas con cafeína o con alto contenido en azúcar (como las gaseosas corrientes).
  • No ofrecer bebidas muy frías o calientes
  • No ofrecer comidas pesadas
  • Reducir la actividad física en los horarios de mayor calor
  • Permanecer en lugares ventilados y frescos
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o, mejor, desvestirlos
  • Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.
  • Proponer juegos tranquilos
  • No exponerse al sol directo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Y nunca antes de cumplir 1 año de vida.
  • Mantener a los niños, los mayores y las personas más vulnerables, en lugares bien ventilados, usar ventiladores o aire acondicionado (ya sea en casa o lugares públicos) cuando la temperatura ambiente es muy elevada.
  • Nunca permanezca con ellos ni los deje solos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.
  • No consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza para aliviar la sed y el calor.
  • Evitar los esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes.
  • Sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.
  • Recordar las recomendaciones generales sobre la hidratación, alimentación y refrescar el cuerpo.